El Gobierno da luz verde hoy a otras 24 medidas para combatir la crisis

  • El nuevo paquete abarcará hasta 2009 e inyectará 20.000 millones para financiar a las pymes y la compra de VPO · El Impuesto sobre el Patrimonio queda suprimido

El Gobierno es consciente de que las 54 medidas aprobadas en los últimos meses, desde los ya famosos 400 euros hasta las medidas de reinserción laboral, no han servido para dinamizar a la alicaída economía española. Con todos los indicadores remando en contra (crecimiento, desempleo, inflación, consumo...) y en víspera de recibir un nuevo varapalo cuando el INE certifique el avance casi nulo del PIB en el segundo trimestre, el propio jefe del Ejecutivo se vio forzado ayer, en un hecho insólito, a colocarse al frente de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos para intentar buscar soluciones de urgencia a la crisis. Conclusión: Zapatero y los siete ministros presentes en la cita dieron luz verde a un paquete de 24 nuevas iniciativas que hoy recibirán el sello del Consejo de Ministros.

El departamento que dirige Pedro Solbes confirmó anoche que se trata de un conjunto de reformas que abarcarán el presente ejercicio, pero también el de 2009. El acuerdo adoptado establece un calendario concreto de actuaciones, que se detallarán hoy, para intentar insuflar dinamismo a sectores estratégicos como la vivienda, el transporte, la energía, la lucha contra el cambio climático, las telecomunicaciones y la sociedad de la información o los servicios.

De los escasos detalles aportados ayer se desprende que buena parte de las medidas volverán a estar encaminadas a intentar reflotar el aletargado mercado de la vivienda y el tejido industrial. De ese modo, se dará luz verde a nuevas fórmulas para favorecer la financiación de VPO y de pymes en forma de una inyección de liquidez de 20.000 millones de euros, que se sumarán a las líneas habituales del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

La Comisión Delegada para Asuntos Económicos certificó también la apuesta por la reducción de las cargas administrativas en hasta 70 procedimientos con el objetivo de incrementar la productividad y la competitividad de las empresas. Se trata, como ya anunció el pasado 20 de junio el Ejecutivo, de adaptar la legislación nacional a la carta de servicios europea, que reduce los procedimientos administrativos, lo que tradicionalmente se denomina papeleo o gestión en ventanilla.

El paquete de medidas que hoy verá la luz de forma oficial nace del reconocimiento de que el trecho que resta de 2008 y el ejercicio de 2009 serán "complicados". Eso es lo que los miembros del Gobierno presente en la cita advirtieron tras analizar el informe presentado por el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, en el que se constatan las dificultades que tendrá que afrontar la economía durante estos dos años. Pese a todo, desde Economía se insistía ayer en las "fortalezas" de la maquinaria productiva española, que tendrá que luchar contra "la crisis financiera, la subida del precio del petróleo y el ajuste del sector inmobiliario". El diagnóstico también advierte que "aunque será imprescindible adoptar medidas de austeridad fiscal, el Gobierno puede asumir el aumento del gasto social" y "el esfuerzo inversor" en áreas estratégicas.

Unas horas antes de reunirse la Comisión Delegada, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, ya había anunciando que el Consejo de Ministros de hoy recibiría la versión definitiva de la Ley de Medidas Fiscales que elimina el Impuesto sobre el Patrimonio desde 2008, algo que forma parte del Plan de Estímulo Económico aprobado por el Gobierno el pasado 18 de abril. La supresión permitirá a 1,3 millones de contribuyentes (1 millón de residentes y 300.000 no residentes) ahorrar 1.800 millones de euros desde este mismo ejercicio, dado que en 2009 ya no tendrán que hacer la declaración de Patrimonio de este año.

El texto legislativo también contempla la devolución mensual del IVA desde el 1 de enero de 2009, frente a la actual fórmula, que se hace cada tres meses. Hasta ahora, únicamente las empresas exportadoras y las grandes empresas podían solicitar el ingreso mensual de lo pagado por el IVA.

Y todo para lanzar un mensaje de "confianza", porque el Ejecutivo asegura que España "resolverá bien esta crisis y saldrá de ella con una posición más "reforzada" si se "implican los agentes sociales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios