Falsifican una licencia municipal para conseguir un préstamo

  • Los supuestos estafadores, socios de una promotora, mostraron en la entidad bancaria una autorización inexistente para un mercado y galerías de alimentación

En septiembre del pasado año, F.J.R.B y J.C.R.V. acudieron a una entidad bancaria del casco antiguo gaditano. Como socios de una sociedad mercantil promotora, supuestamente solicitaron un préstamo hipotecario sobre la planta baja de una finca de Doctor Marañón asegurando que habían conseguido una licencia del Ayuntamiento gaditano para hacer allí un mercado y y galerías de alimentación.

No se conformaron con decirlo, según la Fiscalía; mostraron una copia del acuerdo de la junta de gobierno local adoptada el 23 de junio de 2006, expedido por el secretario general con fecha de 27 de junio de ese mismo año y registrado el 30 de julio, por el que se aprobaba la propuesta del teniente de alcaldesa delegado de Urbanismo para cambiar el uso de la planta baja del inmueble.

Pero la licencia era falsa. Cuando la entidad bancaria comprobó la documentación, pidió al Ayuntamiento que confirmase que ese permiso -imprescindible para otorgar ese crédito- era real. Eso fue el 6 de octubre de 2006. La respuesta municipal no se hizo esperar: el documento presentado ante la entidad bancaria "es falso". El Ayuntamiento, al comprobar que se había falsificado un documento municipal, lo notificó a la Fiscalía en primer lugar. De hecho, el día 9 de octubre le envía un escrito en el que se precisa que "el cambio de uso, además de no estar autorizado, ni siquiera ha sido solicitado, y tampoco podría autorizarse de ser solicitado". La respuesta municipal, con una copia del escrito remitido a los juzgados, se remitió a la entidad bancaria el 10 de octubre.

El Ayuntamiento tuvo noticias de la Fiscalía el pasado mes de enero, cuando ésta le envió el decreto dictado en las diligencias informativas, en el que se explica lo ocurrido y se asegura que los hechos relatados podrían suponer delitos de falsedad documental y de estafa en grado de tentativa, que se reputan inicialmente a los dos socios en concepto de supuestos autores. El decreto remite este caso al Juzgado de Instrucción Decano de Cádiz.

Según explicó ayer el teniente de alcalde delegado de alcaldesa, José Blas Fernández, el Ayuntamiento está personado como parte en este proceso -al igual que la entidad bancaria a la que, supuestamente, intentaron estafar- y que tanto el secretario general del Consistorio gaditano como el secretario de la Delegación Municipal de Urbanismo ya han ido a declarar, para corroborar ante los tribunales que el certificado presentado por los socios en el banco era falso y jamás fue expedido por ninguna junta de gobierno local del Ayuntamiento gaditano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios