Enfermeras de Pascual demandan a SATSE por perjuicio a su imagen

  • Denuncian a la secretaria provincial del sindicato por unas declaraciones en las que habló de minifaldas y escotes · De Porres dice que quiso defender a las trabajadoras

Comentarios 25

Un grupo de enfermeras de los hospitales de la empresa Pascual hizo ayer pública su intención de presentar la semana que viene una querella por difamación y perjuicio a su imagen. Acciones judiciales apoyadas por más de 500 firmas de empleadas, entre enfermeras, auxiliares de clínica y técnicos, de estos centros sanitarios concertados.

En concreto a quien se denuncia es a la secretaria provincial del sindicato de Enfermería SATSE, Carmen de Porres, por unas declaraciones a la agencia de noticias Europa Press realizadas el pasado 25 de marzo en las que afirmó que "la falda sube cada vez más y el escote baja" y que "se van reduciendo cada vez más las dimensiones del vestuario de las enfermeras".

El grupo de enfermeras que presenta la denuncia considera que con estas afirmaciones se atentó contra el honor y el imagen del colectivo profesional al que pertenecen y contra su dignidad, "poniendo en tela de juicio nuestra honorabilidad y moralidad".

En referencia a este tema el delegado sindical de UGT en el Hospital Santa María del Puerto de la empresa Pascual, José María Manzano, explicó que "la cuestión es independiente de la polémica de llevar o no llevar falda; cada uno puede tener su opinión pero otra cosa es ofender a las enfermeras".

Al respecto, Carmen de Porres señaló ayer a este periódico que "en ningún momento he dicho nada en contra de las trabajadoras, sino al revés, lo que pretendía era defender su dignidad". La secretaria provincial de SATSE reconoció que no sabe qué es lo que dijo exactamente, "porque hablé con muchos medios de comunicación ese día", pero sí sabe lo que quiso decir, que se discrimina a la mujer al obligarla a llevar una falda que le incomoda especialmente cuando se agacha y enseña las piernas.

En el mismo texto firmado por las 500 trabajadoras en que se ampara la demanda, se expresa también el apoyo a la negociación del plan de igualdad que se está llevando a cabo en la empresa, cuestión que resaltó ayer José María Manzano. El representante sindical restó importancia al tema de las faldas, aunque señaló que es un asunto que está previsto que se aborde "desde antes que saltara la polémica". Sí destacó sin embargo que buscan igualdad en otras cuestiones como los salarios o la diferencia en la obtención de puntos por tiempo trabajado para optar a una plaza en el Sistema Andaluz de Salud (SAS) a pesar de que trabajan en un centro concertado por este.

Adela Sastre, delegada sindical de CCOO en la Clínica San Rafael de Cádiz y representante de las enfermeras que denunciaron en primera instancia la obligatoriedad de llevar falda, también se pronunció ayer en referencia a la intención de presentar demanda contra De Porres. Esta dijo que "UGT debería preocuparse de otras cuestiones más importantes como la prevención de riesgos, la igualdad o de que haya médicos que cobren mil euros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios