Dragados inicia el traslado del mobiliario urbano

  • Los técnicos comenzarán a construir el estribo de la capital

Los técnicos de Dragados, la empresa responsable de levantar el segundo puente sobre la Bahía de Cádiz, comenzaron en la mañana de ayer a trasladar el mobiliario urbano del tramo del paseo Puntales-La Paz afectado por las obras, de unos cien metros de largo y a la altura de la rotonda de Astilleros.

Así, a primeras horas de la mañana, una de las farolas colocadas en la zona de actuación fue retirada con una gran grúa. Se trata de uno de los elementos del mobiliario urbano que, por su ubicación, impide el desarrollo de las obras del segundo puente en el término municipal de Cádiz. Por ello, la pasada semana, el Ayuntamiento de Cádiz otorgó el permiso a la empresa Dragados para que pudiera retirarlo. Al igual que farolas, algunos bancos y palmeras afectan también a los trabajos del segundo puente. Ya a comienzos de la semana pasada, técnicos de Dragados delimitaron la zona afectada del paseo mediante marcas rosas en el suelo. Tras el traslado del mobiliario urbano, y una vez expedita la zona, la empresa constructora comenzará el estribo de la capital.

Un estribo que conectará la rotonda de Astilleros con el nuevo puente sobre la Bahía de Cádiz y que está incluido en el primer tramo, de 45 metros de largo, del nuevo acceso. El segundo puente fue bautizado por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, como el puente de La Pepa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios