Denuncian irregularidades en la baremación de una plaza de docente

  • Consideran que no se ha cumplido la norma en el proceso de selección de un PAD de Didáctica de las Ciencias Sociales de la UCA

Unos estudiantes salen de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCA. Unos estudiantes salen de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCA.

Unos estudiantes salen de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCA. / fito carreto

Comentarios 1

El Departamento de Didáctica de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCA ha presentado una queja ante el Rectorado por unas presuntas irregularidades que se han cometido en el procedimiento de baremación y provisión de una plaza de Profesor Ayudante Doctor (PAD) de Didáctica de las Ciencias Sociales al considerar que no se cumple con lo que marcan los Estatutos de la UCA y el Reglamento de Contratación del Profesorado. Unos defectos de forma que versan, especialmente, en el papel que ha tenido este departamento en la configuración de los criterios con los que se va a valorar a los candidatos para poder obtener este puesto docente. Una situación que, en opinión de la catedrática de E.U. y secretaria de la Comisión de Baremación en el momento de definir los criterios de selección, Pilar Azcárate, supone "un menosprecio total y absoluto a nuestra autoridad académica y a nuestra capacidad profesional, docente e investigadora".

El relato de los hechos que denuncia Azcárate comienza el 1 de marzo de 2016, cuando el Departamento de Didáctica elaboró y aprobó el perfil de la plaza que iba a salir a concurso. Una vez realizado todo el proceso, el Consejo de Departamento de Didáctica acordó dejar desierta esta plaza el pasado 23 de septiembre de 2016 al considerar que ninguno de los candidatos había alcanzado la puntuación mínima en función de los criterios establecidos, quedando refrendada esta decisión posteriormente por la Comisión de Contratación. "El departamento se reúne, barema a los candidatos y considera que nadie tiene los méritos. Hay gente con muchos méritos, pero no con los méritos adecuados y afines para la asignaturas del área", resalta la catedrática. A este dictamen, uno de los aspirantes al puesto presentó un recurso de alzada con fecha de 25 de noviembre, dando posteriormente el departamento su respuesta a dicho recurso.

La Universidad asegura que está pendiente la resolución de un recurso de alzada

La disconformidad con la actuación de la Comisión de Contratación comienza en una reunión que se celebra el pasado 16 de febrero. Según relata Azcárate, "convocan a la directora del departamento y yo voy con ella como secretaria de la Comisión de Baremación. Allí, explicamos las razones por las que el recurso se desestima". En este momento, comienzan las discrepancias, ya que "nos dicen que no están de acuerdo con nuestra opinión. Nosotros decimos que no es opinión, que es conocimiento , que los especialistas somos nosotros y que consideramos que los méritos no son adecuados para impartir docencia en Didáctica de las Ciencias Sociales. Se nos invita prudentemente a irnos y nos vamos porque creemos que el punto está acabado".

El problema aparece cuando, en dicha reunión, "sin nosotras delante, y que además consta en acta, deciden que van a buscar a expertos porque no están de acuerdo con nuestros argumentos para resolver el recurso". Una cuestión de la que han tenido conocimiento varios meses después, ya que "no informan al departamento", a lo que se une que "han seleccionado a unos expertos no se sabe con qué criterios". "Empiezan a tomar decisiones por encima del departamento y ponen en cuestión su autoridad académica", remarca Azcárate. Este hecho es informado, según señala, en una reunión que tiene la dirección del Departamento de Didáctica con el vicerrector de Ordenación Académica y Personal el 21 de junio de 2017.

Dentro de estas presuntas irregularidades, el relato prosigue el pasado 1 de junio, cuando "se reúne la Comisión de Contratación sin convocar a la directora del departamento, que es miembro de pleno derecho, con lo cual pensamos que la convocatoria es nula".

En este encuentro, explica Azcárate que se introduce en el orden del día la aprobación de la nueva baremación de los candidatos sin haberse avisado anteriormente y sin haberse aprobado el cambio de los asuntos a tratar. Sobre el resultado de esta comisión, apunta que "se decide ratificar la baremación de los expertos, reunidos el pasado mes de abril, con nuevos criterios de afinidad aparentemente negociados con esos expertos", lo que hace que se alteren los resultados iniciales. El acuerdo de esta comisión se publicó en la web de la UCA el pasado 7 de junio. Según Azcárate, esta acción se realiza "sin estar el acta emitida y sin conocimiento alguno por el departamento". Este hecho ha motivado que el Departamento de Didáctica enviase un escrito de queja al rector de la UCA el pasado 3 de julio en el que se solicita la paralización del citado acuerdo. Esta petición aún no ha sido contestada.

Fuentes de la UCA señalaron que a dicha convocatoria se presentaron varios candidatos. Tras quedar todos admitidos en el proceso, la adjudicación de la plaza quedó vacante. Ante esta decisión, uno de los participantes en el proceso presentó un recurso de alzada contra la resolución. Ante esto, estas fuentes remarcaron que esta reclamación se encuentra en la actualidad en fase de resolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios