Decreto sobre el cierre de la Escuela Naval Pública

29 de marzo de 1901. Publica la Gaceta el decreto del duque de Veragua en el que propone a S.M. que, próximos los exámenes para el ingreso en la Escuela Naval, propone la suspensión temporal de dicha convocatoria, teniendo en cuenta que los servicios que estos jóvenes han de prestar, como oficiales de la Marina de Guerra, no serán necesarios mientras que circunstancias más felices en el Tesoro público permitan el aumento de nuestro material de guerra o surjan necesidades que reclamen con urgencia dicho servicio.

l Es unánime la opinión sobre la gravedad y trascendencia de la decisión del Ayuntamiento de Cádiz de oprimir, aún más de lo que está, el angustiado salario de los gaditanos con los nuevos arbitrios extraordinarios, en vez de trabajar y estudiar sobre otras formas de obtener ingresos que sustituyan a esa onerosa exacción, por la que los 60.000 gaditanos habrán de pagar unos dos millones y medio de pesetas anuales.

l A consecuencia de la gran riada del Guadalete, la barra formada en su desembocadura ha tenido una desviación tan grande que ha quedado abierto un gran canal por donde pueden pasar los barcos sin riesgo alguno. La gente de mar del Puerto se muestra muy satisfecha, ya que la situación anterior de la barra estaba haciendo casi imposible la navegación, incluso a los barcos de escaso calado, debido a los grandes bancos de arena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios