Críticas a los pluses de productividad que cobran los altos cargos directivos

  • El Sindicato Médico de Cádiz censura los sueldos "millonarios" de todos ellos

Comentarios 20

"El principal mal de la sanidad pública andaluza es el enorme incremento de puestos directivos y altos cargos que se ha producido en los últimos años, siguiendo una estrategia calculada: la creación de una serie de organismos que dependen de la Consejería de Salud, como son la Escuela Andaluza de Salud Pública, la Fundación Progreso y Salud, la Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental, la Fundación Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA), la fundación IAVANTE y la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía", Así opina un importante dirigente del Sindicato Médico de Cádiz, que lamenta, como el resto de sus compañeros, que los recortes quieran hacerse precisamente por el sector que más afecta a la población.

Según esta misma fuente, en estos organismos han encontrado acomodo centenares de altos cargos y directivos, "con unos sueldos y productividades millonarias". "El resto de los trabajadores de la sanidad pensamos que no aportan nada al trabajo en el sistema sanitario, todo lo contrario, suponen un enorme gasto inútil que tenemos que pagar entre todos los contribuyentes".

Sin embargo la Junta ha decidido recortar lo más fácil, la nómina de auxiliares y enfermeras, celadores, administrativos y médicos, "a los que estos gestores les hacen trabajar más por menos dinero, mientras que ellos cada vez cobran más".

En los centros de salud y hospitales, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha impuesto a los profesionales el trabajo por objetivos, y para ello crearon las Unidades Clínicas de Gestión, donde la gestión se come a la actividad clínica "porque a nuestros gestores les importa sobre todo el criterio económico, pues en función de lo que ahorre cada unidad clínica, el jefe de la unidad cobrará su productividad, que puede llegar a ser de 18.000 euros al año. En el Hospital Puerta del Mar hay 28 jefes de unidades clínicas y en el Distrito de Atención primaria otros tantos. Multipliquen ustedes", dijo este miembro del Sindicato Médico de Cádiz.

Según esta misma fuente, la transparencia de estas productividades millonarias se termina en los jefes de unidades clínicas pues el SAS nunca ha publicado lo que cobra desde un subdirector hacia arriba, "porque probablemente no se puede publicar". A su vez los directivos, gerentes, directores y subdirectores de los hospitales y distritos cobran en función de sus objetivos, que dependen de lo conseguido por los jefes de las unidades clínicas, "y así podemos continuar siguiendo un sistema piramidal", dicen desde el sindicato.

Sólo en el Hospital Puerta del Mar el equipo directivo lo forman un director-gerente, tres directores y ocho subdirectores y en el Distrito de Atención Primaria de Cádiz-Bahía otros tantos cargos, y "todos deben cobrar por encima de lo que cobran los jefes de unidad clínica".

En Andalucía hay 35 hospitales (más de 1.200 cargos) y 27 distritos sanitarios (con aproximadamente el mismo número) y si se suma lo que ganan todos estos cargos, "y no nos referimos al sueldo de todos los meses, sino al extra de la productividad millonaria que se embolsan aparte de su sueldo, los citados jefes de unidades clínicas, subdirectores, directores y gerentes y lo añadimos a los sueldos y productividades que cobran los centenares de cargos de la Consejería de Salud y organismos dependientes antes citados, ¿Cuantos millones de euros emplea la Consejería de Salud en Andalucía en mantener este entramado de cargos ?", se preguntan desde el Sindicato Médico.

Mientras, la Consejería de Salud explicó el pasado día 21 de mayo que entre las medidas de mayor calado del Plan Económico-Financiero de la Junta se encontraba el incremento de la jornada laboral en 37,5 horas, cuya aplicación de obligado cumplimiento y por exigencia del Gobierno central, conllevaba el despido de 10.000 personas que actualmente desarrollan su labor en los centros sanitarios andaluces. Así, para evitar la pérdida de empleo de estas 10.000 personas y el deterioro de las prestaciones sanitarias, sociales y educativas, el Plan Económico y Financiero establecía la reducción salarial de los trabajadores públicos, considerándolo un esfuerzo solidario colectivo muy importante por parte de todos los profesionales.

más noticias de CADIZ Ir a la sección Cadiz »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios