Cristina Fernández confirma que no vendrá a la Cumbre

  • Con algunas incógnitas aún, la cita de Cádiz acogerá el debut de cinco presidentes en este tipo de reuniones

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, no viajará a la Cumbre Iberoamericana de la próxima semana en Cádiz por prescripción médica, para "evitar un esfuerzo adicional" que implicaría demasiadas horas de vuelo en vísperas de dos reuniones con líderes sudamericanos.

La Unidad Médica Presidencial hizo público un comunicado en el que dice haber "desaconsejado" el viaje de mandataria argentina, puesto que supondría "alrededor de 40 horas de vuelo para una permanencia en Cadiz de sólo 36 horas". El gabinete médico de la Casa Rosada alude también al "padecimiento de 'jet lag' por la diferencia horaria existente" entre los dos países.

La nota de la Unidad Médica Presidencial apunta que Fernández de Kirchner tiene otros dos compromisos próximos que convierten en "no recomendable" el viaje a España. En concreto, cita la reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) que se celebrará en Brasilia los días 29 y 30 de noviembre y la cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) del 6 y 7 de diciembre.

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, aseguró el miércoles que la posible visita de Fernández de Kirchner serviría para que los Gobiernos de España y Argentina dialogasen y limasen asperezas tras el conflicto que provocó la expropiación de YPF a Repsol. Seguramente, será el vicepresidente argentino, Amado Boudou, quien viaje a Cádiz.

La XXII Cumbre será el escenario del debut de cuatro presidentes latinoamericanos, así como del jefe de Gobierno del país anfitrión, Mariano Rajoy, mientras que la presencia de algunos, como es el caso del venezolano Hugo Chávez, es todavía una incógnita.

La mayoría de los mandatarios latinoamericanos, salvo Chávez y el cubano Raúl Castro, han confirmado su asistencia a la Cumbre, que será la tercera que se celebra en España después de las de Madrid (1992) y Salamanca (2005). La otra ausencia confirmada es la del presidente de Paraguay, Federico Franco, quien anunció esta decisión para evitar problemas con los países que integran Mercosur y Unasur, y que le han vetado de esos foros tras el juicio político en el que Fernando Lugo fue destituido de la Presidencia paraguaya.

Entre los debutantes, además de Rajoy, figuran la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff; Honduras, Porfirio Lobo; Guatemala, Otto Pérez Molina, y República Dominicana, Danilo Medina.

Ausente de las cumbres desde la de Santiago de Chile en 2007, en la que el monarca español le increpó con la ya célebre frase "¿Por qué no te callas?", Hugo Chávez, a quien las urnas volvieron a dar la victoria en octubre pasado tras 14 años en el poder y un año y medio sometido a operaciones, todavía no ha comunicado si asistirá a la de Cádiz.

La participación del presidente cubano, Raúl Castro, está prácticamente descartada ya que desde que asumió el poder en 2006 en sustitución de su hermano Fidel no ha asistido a ninguna.

Por vez primera participará en una cumbre iberoamericana el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, cuyo país sufrió una profunda crisis política en 2009 después del golpe de Estado a Manuel Zelaya.

Para Dilma Rousseff, primera presidenta de Brasil, elegida por Luiz Inacio Lula da Silva como su sucesora, también será su primera cita iberoamericana.

Las otras caras nuevas son las del presidente de Guatemala, el general retirado Otto Pérez Molina, primer militar que es elegido Jefe de Estado de ese país centroamericano desde el fin de las dictaduras militares en 1986, y la del dominicano, el economista Danilo Medina, que asumió la Presidencia el pasado mes de agosto.

La presencia del gobernante colombiano, Juan Manuel Santos, coincidirá con el inicio en La Habana de las negociaciones de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que buscan poner fin a más de medio siglo de conflicto armado.

Entre los que han confirmado su asistencia figura el presidente ecuatoriano Rafael Correa, en el poder desde 2007 y que evalúa presentarse a la reelección en los comicios del próximo año.

También se espera en Cádiz al boliviano Evo Morales, primer presidente indígena, que asumió su primer mandato en 2006 y obtuvo un segundo en 2009, ya con nueva Constitución, por lo que considera que las leyes le permiten presentarse a la reelección en 2014.

Entre los veteranos en el poder en Latinoamérica que estarán en Cádiz destaca el nicaragüense Daniel Ortega, quien asumió en enero pasado su tercer mandato y el segundo consecutivo.

La de Cádiz será la última cumbre iberoamericana del presidente de México, Felipe Calderón, quien concluirá su mandato el próximo 1 de diciembre cuando asumirá la jefatura del Estado Enrique Peña Nieto, con lo que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) regresa al poder después de doce años de gobiernos conservadores.

También finalizará su mandato el próximo año el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ya que no puede ser reelegido en las elecciones de 2013, por impedimento de la Constitución.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, un militar retirado que se dio a conocer tras protagonizar una asonada militar contra Alberto Fujimori, estará en Cádiz en momentos en los que en su país está abierto el debate sobre la polémica petición de indulto de Fujimori, condenado a 25 años de prisión por violaciones de los derechos humanos durante su mandato (1990-2000).

En el ecuador de su mandato se encuentran los presidentes de Uruguay, José Mujica; El Salvador, Mauricio Funes, y Costa Rica, Laura Chinchilla, quien goza de bajos niveles de popularidad y ha pedido una "tregua" política para concluir con éxito los dos años de gobierno que le quedan.

Si el del periodista Funes, con mandato hasta 2014, es el primer gobierno de izquierdas en El Salvador, el del ex guerrillero Mujica supuso que la izquierda encadenará por primera vez dos mandatos en Uruguay.

El presidente panameño, Ricardo Martinelli, recogerá el testigo de la cumbre ya que la edición del próximo año se celebrará en Panamá coincidiendo con la celebración del Quinto Aniversario del Descubrimiento del Pacífico.

El único Jefe de Estado que ha asistido a todas la citas iberoamericanas desde la primera en 1991 en Guadalajara (México) es el Rey Juan Carlos I.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios