Costas deja el futuro del muelle del Socorro en manos del Consorcio

  • El arquitecto del castillo de San Sebastián resalta la calidad del proyecto aunque considera que éste no es vital dentro del plan de rehabilitación de la fortificación · "No es esencial para la restauración"

Comentarios 11

Que el muelle del Socorro en el Castillo de San Sebastián se rehabilite o no es una decisión que corresponde al Consorcio del Bicentenario, a nadie más.

 Así se afirma desde el Ministerio de Medio Ambiente que, a través de la empresa Tragsa, ejecuta las obras de reforma de la histórica fortificación, que será uno de los equipamientos esenciales en los actos que se celebren en Cádiz a lo largo de 2012. De esta forma, la administración central se lava las manos a la hora de tomar o no una decisión sobre el futuro de esta obra, cuya ejecución ha sido rechazada por diversos colectivos ciudadanos hasta el punto de provocar una llamada al diálogo y al consenso por parte del presidente del Consorcio, Luis Pizarro.

El también consejero de Gobernación de la Junta adelantó la pasada semana a través de Diario de Cádiz su intención de reunir alrededor de una misma mesa a los técnicos que han diseñado la recuperación del muelle y a quienes forman la plataforma ciudadana contraria a esta operación tal y como está planteada. Esta propuesta de diálogo, sin embargo, no ha llegado hasta ahora de manera oficial a ninguna de las dos partes.

Desde la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa no hay problemas por sentarse a hablar. Al fin y al cabo asumen que "la decisión última sobre este proyecto la toma el Consorcio pues éste se ha elaborado siguiendo las pautas de esta institución", afirma Santiago Serrano, el arquitecto que está al frente de toda la operación de recuperación del Castillo de San Sebastián.

Para Serrano, el proyecto del muelle, elaborado por Gregorio Gómez Pina, técnico de la Demarcación de Costas de Cádiz, "es serio, concienzudo, susceptible de ser ejecutado y con una memoria medio ambiental muy completa. Salvo que en las alegaciones presentadas (que aún están en estudio) se pueda plantear alguna cuestión que se nos haya pasado, es un proyecto tal cual muy válido". Actualmente está aún en fase de información pública.

Que la recuperación del muelle del Socorro se meta ahora de lleno en un debate público con la posibilidad de que, al final, no se ejecute como está previsto no alerta a Santiago Serrano para quien este equipamiento "no un tema esencial dentro de la restauración del conjunto del castillo". En este sentido rechaza las afirmaciones de que el muelle se reforma para que el castillo cuente con una salida de emergencia, en este caso utilizando un catamarán con una capacidad para un centenar de personas. "El muelle es un elemento de ayuda (en los accesos a este equipamiento), pero no es fundamental porque no se ha planteado como una salida al conjunto" sino como un complemento al paseo de Fernando Quiñones, cuya ampliación también ha recibido críticas aunque más mesuradas que las planteadas contra el muelle.

Cabe la posibilidad, concluye Santiago Serrano, que el trabajo en el muelle del Socorro se limite a una recuperación de su imagen original (en el proyecto de Costas se plantea ampliar el cantil y elevar un metro su altura, además de abrir una canal entre las rocas para permitir el acceso a pequeños catamaranes). En este caso, defendido por miembros de la plataforma, el arquitecto tiene claro que al mismo sólo podrían llegar las pequeñas barcas caleteras.

Aunque Pizarro especificó  que sobre este asunto nada está aún cerrado, otras fuentes del PSOE consideran que la decisión de no ejecutar el actual proyecto del muelle ya está tomada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios