Convocan un paro general en la Enseñanza para el día 21

  • La gran mayoría de los institutos públicos gaditanos ha rechazado la Orden de Incentivos de 7.000 euros

Comentarios 14

Las organizaciones sindicales Apia, CGT, Sadi, Siep y Ustea, que rechazan la Orden del Plan de Mejora y Calidad de Rendimientos Escolares de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, han convocado un paro general en la enseñanza pública, con concentración y manifestación en Sevilla, para el próximo 21 de mayo. Asimismo, para este miércoles 14 han anunciado movilizaciones provinciales del profesorado.

Con estas acciones, estas organizaciones minoritarias pretender exigir la retirada de esa Orden de Incentivos de 7.000 euros a los docentes si mejoran los resultados de sus escuelas, ya que consideran que para conseguir elevar la calidad del sistema educativo andaluz se deben aplicar otras medidas retributivas y de mejora de la calidad real de los centros.

Un planteamiento éste que respalda el 72% del profesorado andaluz y, en concreto, el 69,48% del profesorado gaditano, según datos aportados por estas secciones sindicales. El sindicato Apia señala que 76 centros docentes públicos de la provincia gaditana se han opuesto a adherirse al Programa de Calidad y Mejora, y doce de esos centros pertenecen a la capital gaditana. Son el Conservatorio de Danza, el Conservatorio de Música, la Escuela de Arte, el Instituto Provincial de Formación de Adultos, y los institutos de Secundaria Bahía de Cádiz, La Caleta, Columela, Cornelio Balbo, Drago, Fuerte de Cortadura, Rafael Alberti, y San Severiano. En ese listado aparecen todos los IES públicos de la ciudad excepto La Paz.

Entre las medidas retributivas y de mejora de la calidad educativa que proponen Apia, CGT, Sadi, Siep y Ustea destacan: el establecimiento de la subida salarial lineal de 300 euros mensuales para todo el profesorado en compensación de la pérdida del poder adquisitivo y de homologación salarial. Una reducción del horario lectivo, 15 horas en ESO y 20 en Primaria. El incremento real de plantillas para todos los centros educativos. La estabilidad laboral para el personal interino y ordenación del mismo por tiempo de servicio. Implantación de personal no docente suficiente. Disminución de la ratio: 20 en Primaria, 25 en ESO, 30 en Postobligatoria. Desburocratización del trabajo docente incorporando personal y equipamientos necesarios. Y un incremento progresivo de la inversión en educación hasta situarla en el 7% del PIB.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios