El Consorcio cree "precipitados" los conciertos en San Sebastián

  • María Luisa García Juárez se declara sorprendida debido a que el Ayuntamiento no ha pedido autorización al Ministerio de Medio Ambiente, titular del castillo

La inédita iniciativa de celebrar este año tres conciertos en el castillo de San Sebastián ha cogido por sorpresa al Consorcio para la Conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812, organismo que tiene precisamente una baza importantísima en la rehabilitación y uso de la fortaleza de la Caleta. La directora gerente del Consorcio, María Luisa García Juárez, consideró ayer, en declaraciones a este periódico, que la decisión del Ayuntamiento es cuanto menos "precipitada", porque "no ha sido consultada con el titular del edificio, que es el Ministerio de Medio Ambiente".

El castillo de San Sebastián acogerá el 26 y 28 de julio y el 1 de agosto tres conciertos de primer orden. El primer día, la portuguesa Dulce Pontes y la granadina Estrella Morente presentarán su espectáculo conjunto Dulce Estrella; el gran cantante brasileño Caetano Veloso será la estrella que ilumine la noche del 28; y el grupo de flamenco chill Chambao cerrará el ciclo el primero de agosto.

La fortaleza tiene ahora mismo consideración de dominio marítimo-terrestre, con lo cual está en manos de la Demarcación de Costas Andalucía-Atlántico, dependiente de ese ministerio. Pero lo cierto es que el Ayuntamiento de Cádiz tiene cedido el uso. No obstante, García Juárez estima que esa autorización de Medio Ambiente es preceptiva, por lo cual teme "que pueda causarse un problema si la autorización para estos espectáculos no se concediera, o que incluso algunos pudieran utilizar esa posible prohibición como arma arrojadiza".

De todos modos, la gerente reconoció que el uso del castillo como espacio para conciertos u otros usos en julio no debería interferir en los planes de rehabilitación. Para que comenzaran las obras antes tendría que salir a concurso tanto la redacción del proyecto como la licitación y adjudicación, y eso es imposible en el plazo que queda hasta los espectáculos anunciados. La duda es más bien política: "Esta decisión podría querer cuestionar que el castillo sea usado por el Consorcio", dijo García Juárez.

La forma de acceder a un sitio tan difícil a priori para este tipo de acontecimientos está siendo analizada en estos días por los técnicos municipales, que están mirando sobre todo los aspectos de seguridad. El equipo de gobierno ha planteado dos posibilidades: que los espectadores acudan andando o en un tren turístico, o bien combinando los dos sistemas. De cualquier forma, el paseo Fernando Quiñones será probablemente cortado a una altura determinada, y sólo se permitirá el paso a partir de ahí a quienes tengan su entrada.

Los tres conciertos tendrán como escenario concreto la zona del castillo de San Sebastián conocida como la Avanzada. Allí se emplazan algunas dependencias, el faro actual y los restos del antiguo, así como un helipuerto. La superficie de esa zona es suficiente para albergar el aforo de entre 2.000 y 3.000 personas que sería necesario para rentabilizar los cachés de tanta primera figura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios