El Consistorio ayudará a comprar la nueva cocina en María Arteaga

  • El edil de Servicios Sociales, José Macías, visitó el comedor benéfico y prometió facilitar la adquisición del mobiliario. Las hermandades estudian también su apoyo

Comentarios 2

El Ayuntamiento de Cádiz facilitará la sustitución de los muebles de la cocina del comedor benéfico de la calle María Arteaga. Tras conocerse que la Consejería de Salud de la Junta ha instado a las Hijas de la Caridad, responsables de la gestión del comedor para los sin techo, a que sustituyan los muebles de madera por otros de acero inoxidable por una cuestión obligatoria relacionada con la higiene, el concejal delegado de Servicios Sociales, José Macías, se personó en la mañana de ayer en el lugar para indicar a las religiosas que el Ayuntamiento está a su disposición. Según fuentes municipales, el Consistorio "va a facilitar en la mayor brevedad posible la compra del mobiliario", aunque aún no se ha decidido la fórmula de financiación. Una vez consultados varios presupuestos, el coste de los muebles ronda los 30.000 euros. Desde hace unos años, el Ayuntamiento subvenciona al comedor. Este año se ha aumentado la asignación a 14.000 euros, dos mil euros más que en años anteriores.

Desde que se conociera la noticia no han cesado las muestras de apoyo a las Hijas de la Caridad. El mundo de las hermandades también ha mostrado su intención de apoyar la causa en la adquisición del nuevo mobiliario. En el Consejo de Hermandades (entidad que aglutina a todas las cofradías de la capital) han explicado que hay dos posibles fórmulas con las que colaborar. La primera sería proponer que el fondo de solidaridad que posee la entidad, debido a la aportación anual de todas las hermandades, se destine al comedor de María Arteaga. Esta propuesta se incluiría junto a otras tres que hay ahora sobre la mesa: la Casa Fragela, el programa de acogida de bielorrusos de Vera-Cruz y un comedor de Puerto Real (que será descartado al no cumplir con el reglamento para este fondo por ser una obra social de fuera de Cádiz).

La otra posibilidad que plantea el Consejo de Hermandades es la de desviar la ayuda hacia la acción social que realizan distintas hermandades. De esta forma, se contactaría con ellas para proponerle su colaboración a nivel particular con esta obra social de las Hijas de la Caridad.

Otra hermandad que se ha pronunciado al respecto es la de la Santa Caridad, que ha asegurado que la petición que se realice sobre esta necesidad de María Arteaga "será estudiada y atendida en la medida de nuestras posibilidades". Esta hermandad ya colaboró con el comedor cuando hubo que adquirir una nueva marmita al incendiarse la anterior en el pasado mes de septiembre y desde el seno de la corporación con sede en la iglesia de San Juan de Dios se lamenta la reciente pérdida de todo el mobiliario que existía en la cocina del hospital de la Misericordia, del cual se ha desecho la hermandad tras el cierre. Se encontraba en buen estado y eso hubiera permitido la cesión a esta comunidad, evitando la necesidad urgente de adquirir nuevos muebles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios