El Consejo de Hermandades se muestra "dolido" con Las Aguas

  • Miguel García anuncia que la permanente tomará "las medidas necesarias"

La postura de la cofradía de Las Aguas en sus relaciones con el Consejo de Hermandades ha caído como un jarro de agua fría entre los miembros de la Permanente. El presidente, Miguel García Díaz, afirmaba ayer que la decisión de esta corporación de "minimizar" las relaciones con el Consejo, limitándose a acudir a los plenos de hermanos mayores, ha "sorprendido" y "dolido" a la entidad "y a mí personalmente", al considerar que las declaraciones del hermano mayor, José María Macías, son "injustas porque no se ajustan a la verdad".

García defendió ayer la labor del Consejo que él preside, asegurando que se ha venido trabajando "y me he dejado la piel" en intentar que se convoque una reunión entre vicario y cofradía. Intentos que él mismo reconoce "que ha sido inútil, porque no he tenido éxito".

Asegura el presidente del Consejo que ha informado de todo al hermano mayor de Las Aguas, "y por eso me duele muchísimo, porque él sabe lo que yo he luchado por la hermandad desde el 1 de agosto que pedí por primera vez esa reunión hasta el 30 de noviembre, que fue la última vez que hablé con el vicario".

Miguel García, que ayer citó al hermano mayor de Las Aguas para aclarar este desencuentro, anunció que la permanente se reunirá próximamente "para tomar las medidas necesarias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios