Condenada una familia por tráfico de drogas y blanqueo

  • La sentencia impone 11 años a un acusado y otras penas a su esposa, a un hijo y a un cuñado

Comentarios 1

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a penas que van de 3 años y 4 meses a 11 años a cuatro miembros de una familia procesados por tráfico de drogas y blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico. La sentencia, de la Sección Primera, es inusual porque condena a un procesado por los dos delitos: el tribunal estima probado que A.C., a quien impone 11 años de cárcel, se dedicaba a la venta de cocaína y al tiempo, a limpiar dinero procedente del tráfico de drogas.

La sentencia explica que A.C. no tiene actividad conocida de tipo lucrativo, al margen de su dedicación a las apuestas deportivas. Pero afirma también que no ha documentado que el dinero que alimentaba sus cuentas y fondos de inversión procediese de esa actividad y señala que varios detenidos por venta de cocaína han coincidido en Comisaría en avisar a A.C. cuando han usado su derecho a hacer una llamada, lo que le vincula con el narcotráfico.

La resolución indica que las apuestas a las que ese procesado atribuyó sus ingresos eran más bien caseras. Y rechaza que no haya ninguna documentación que acredite una pretendida frenética actividad de juego. "No es de recibo pretender justificar la contratación de préstamos personales, dos de ellos por valor de ocho millones de pesetas, en escasamente una semana en la necesidad de aparentar solvencia frente a los apostantes o por deudas de juego", agrega el tribunal.

Además de a A.C., la sentencia condena a M.C.D., esposa del anterior, a cinco años de prisión por un delito de tráfico de drogas, la misma pena que impone a su hermano G.D., quien se encargaba de entregar las papelinas a los compradores que acudían a las inmediaciones de la vivienda familiar, ubicada en la calle Alfonso Aramburu, según señala la resolución. El cuarto condenado es S.C., hijo de A.C. y M.C.D., a quien el tribunal impone tres años y cuatro meses por blanqueo de capitales. La sentencia absuelve a un hermano suyo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios