Concluye la Feria del Libro con más afluencia de público

  • A su cierre, la edición de este año había atraído a un total de 18.810 visitantes al Baluarte de la Candelaria

La XXIII edición de la Feria del Libro se cierra con los datos más halagüeños desde que la cita anual con los libros en la capital gaditana se trasladó al Baluarte de la Candelaria. A su finalización, a las nueve y media de anoche, la Feria registraba un total de visitantes libres de 18.810 personas. Sólo en la mañana del día de ayer -una de las más concurridas- fueron 2.320 visitantes los que acudieron a los distintos stands.

La cifra de este año supera escandalosamente a las registradas en ediciones anteriores -el año pasado el total de la feria estuvo en 7.122 visitantes, y en el año 2006, 4.473-, algo que también ha tenido su reflejo en un significativo aumento de las ventas. Por otro lado, las visitas infantiles a los espectáculos matinales, a cargo de Titirimundi, tuvieron como protagonistas a 1.158 niños, pertenecientes a trece colegios gaditanos, en edades comprendidas entre los tres y seis años.

Ante los óptimos resultados de esta edición, el concejal de Cultura, Antonio Castillo, indicó que los considera consecuencia "de un esfuerzo continuado por tratar de hacer de la Feria del Libro de Cádiz una Feria actual". Objetivo que se ha conseguido, según el concejal, gracias a dos puntos principales: "El primero -explicó Castillo-, la puesta en marcha del programa de animación infantil, gracias al cual los niños pueden entretenerse y vivir, al mismo tiempo, el ambiente de un encuentro de este tipo, a la vez que los padres los acompañan, o pasan por los stands o asisten a las firmas y charlas".

"Por otra parte, ha sido primordial la voluntad de todas las entidades implicadas en el proyecto de hacer de la capital gaditana una de las paradas obligatorias entre las principales firmas de la literatura española contemporánea -añadió Antonio Castillo-. En convertir a la ciudad en un referente, un lugar al que a los autores les gusta venir. Recuerdo que Andrés Trapiello dijo hace un par de años que esta Feria del Libro era de las más bonitas que conocía. Sobre todo, por el lugar excepcional en el que se enmarca".

Para el responsable de Cultura, se hacía "fundamental" romper "inercias que se repetían mucho en el tiempo y transformar esta cita en una Feria del siglo XXI". Para Castillo, la edición de 2008 ha colocado "el listón muy alto" y se traduce "en un compromiso muy grande para las próximas ediciones, en las que queremos darle un giro claramente iberoamericano, con el objetivo de celebrar, en 2012, una Feria que tenga a la literatura iberoamericana como principal protagonista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios