Concasa presenta un ambicioso plan de crecimiento para la nueva terminal

  • El gestor del futuro muelle apostará por la llegada en breve de navieras para el tráfico de transbordo de contenedores, hasta ahora imposible por las limitaciones técnicas del Reina Sofía

Tras finalizar el pasado miércoles el plazo otorgado por la APBC para la presentación de ofertas al concurso convocado en agosto para la explotación , durante los próximos 10 años, de la futura terminal de contenedores, la única oferta que se ha presentado ha sido la de la Compañía Gaditana de Contenedores (Concasa).

A partir del próximo 11 de diciembre se podrá saber si el plan de esta firma vinculada históricamente al puerto de Cádiz desde hace más de 30 años, casa con los condicionantes impuestos por esta convocatoria.

Concasa, que una vez más vuelve a demostrar su firme apuesta por el desarrollo de la Bahía de Cádiz, indica a través de su consejero Francisco Naranjo que su oferta de explotación de la nueva concesión nace con el firme propósito de "fidelizar los actuales tráficos que escalan en el puerto de Cádiz, además de presentar un ambicioso plan de crecimiento vinculado a la llegada de nuevas navieras de transbordo en el corto plazo".

Naranjo no puede pasar sin hablar de las serias "limitaciones técnicas" que arrastra la actual terminal de contenedores ubicada en el Muelle Reina Sofía: "Son limitaciones que no hacen posible que navieras de tamaño medio puedan escalar de forma regular en nuestro puerto".

En la nueva terminal, como no podía ser de otra manera, se han subsanado estos inconvenientes que Naranjo concreta en el calado, la línea de atraque, la conexión ferroviaria y el patio de operaciones. "La nueva terminal presenta unas características técnicas dignas de cualquier gran terminal del entorno y la posicionan como una seria apuesta de futuro para el tráfico de transbordo de contenedores", para Francisco Naranjo.

El modelo de negocio propuesto por Concasa para la explotación de la nueva terminal se sustenta en los tráficos actuales y un crecimiento del 50% en los dos próximos años. Para poder alcanzar estos números, la concesionaria indica que pretende dotar a la terminal de contenedores de maquinaria de última generación, software de gestión con una alta automatización y una gestión más eficiente del patio de contenedores.

Este modelo, según detalla Concasa, presenta un proyecto de terminal basado en tres fases bien diferenciadas. En una primera fase se trasladarán los actuales equipos del Muelle Reina Sofía a la nueva ubicación, donde se espera desarrollar el negocio actual sobre la parcela ofertada en el pliego, que consta de 45.000 metros cuadrados. Tras la puesta en marcha de esta fase, y una vez concretadas todas las inversiones en equipos de tierra, sistemas de automatización y construcción de almacén y oficinas y coincidiendo con la puesta en funcionamiento de la nueva terminal ferroviaria, Concasa pretende ampliar la superficie concesional hasta los 90.000 metros cuadrados, de forma que se pueda dar cabida a los nuevos tráficos de contenedores y en especial al transbordo de unidades vacías que demandan una terminal eficiente y libre de congestión.

La última fase contempla la incorporación del resto del suelo disponible hasta cubrir los aproximadamente 160.000 metros cuadrados de los que consta la parcela concesionada: "Concasa aspira a lo máximo", indica Naranjo.

Para entonces, las estimaciones de tráfico en el puerto pueden superar fácilmente los 150.000 teus al año, más o menos el triple de la cifra con la que, según la APBC,puede acabarse este año 2017.

Entre las mejoras aportadas por Concasa a la explotación de la nueva terminal destaca la nueva grúa post-Panamax, recientemente adquirida y descargada hace un par de semanas en la antigua terminal, donde estará operando durante los dos próximos años y una serie de máquinas de apoyo en patio de mayor eficiencia. Además, desde el punto de vista de la automatización, Concasa ha presentado una propuesta de puertas de acceso totalmente automatizada, dotada de pedestales desatendidos que posibilitan que las operaciones de entrega y recepción de contenedores se realicen en un tiempo muy corto y eliminando toda posibilidad de errores a la hora de la estiba de contenedores en las pilas de importación y exportación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios