Chirigotas y cuartetos, en contra de la fórmula de elección del jurado

  • Estiman que no deben ser juez y parte participando en una criba de aspirantes desde el Patronato.

Lectura del fallo del jurado en el pase a semifinales del Concurso de Agrupaciones 2016. Lectura del fallo del jurado en el pase a semifinales del Concurso de Agrupaciones 2016.

Lectura del fallo del jurado en el pase a semifinales del Concurso de Agrupaciones 2016. / Jesús Marín

Comentarios 3

La Asociación de Chirigotas ‘Carmeluchi’ y la Asociación de Cuartetos ‘Los dos palos’ se han posicionado en contra de la nueva fórmula de elección del jurado para el Concurso de Agrupaciones 2018, aprobada por la Junta del COAC el pasado 18 de julio. Representantes del colectivo de chirigotas, reunidos el pasado lunes, manifestaron su rechazo a ser juez y parte y anuncian que no van a participar en la confección de los requisitos que se pedirán para los aspirantes a vocales ni en la selección de los mismos. Los chirigoteros entienden que cualquier criterio selectivo sería “injusto” y que estando en activo “no debemos participar en la elección de los miembros del jurado”.

Asimismo defienden la fórmula adoptada para el COAC 2017, cuando el Ayuntamiento eligió al presidente y éste hizo lo propio con su equipo. “El Concurso es municipal y como tal es lógico que el presidente sea designado por el Consistorio, posteriormente consensuado con los colectivos. La manera más correcta para que un jurado funcione es que el presidente pueda confiar en sus vocales y se rodee de gente de confianza. Con la nueva fórmula al presidente se le impone su equipo y creemos que no es lo más idóneo para trabajar”, explican desde el colectivo.

En la misma sintonía de rechazo a ser juez y parte y de no participar en la criba que se haría desde el propio Patronato se posicionan los cuarteteros, aunque precisan que sí están de acuerdo con la celebración de un sorteo entre los aspirantes a vocal.

La Junta del COAC aprobó el 18 de julio que los nombres de los vocales se designarán de entre aquellos que presenten su candidatura al mismo. El nuevo sistema de elección contempla la realización de un sorteo entre los aspirantes y que los que resulten designados elijan de entre ellos mismos al presidente, con una mayoría cualificada. De esta manera, la elección tendría cuatro fases. Una primera en la que el Patronato recibirá las candidaturas de todo aquel o aquella que quiera formar parte del jurado oficial del COAC, un periodo que tendrá que establecer la propia Junta del COAC. Posteriormente, la propia Junta del COAC revisará que todas las candidaturas cumplan los requisitos que establezcan las bases del concurso, en cuanto a repetición de presencia en el jurado, consanguinidad y demás. Una vez establecido el listado definitivo con las candidaturas, si estas superan las once se procederá a realizar un sorteo entre los aspirantes y se designarán los once integrantes del jurado del COAC 2018. La cuarta y última fase se realizará entre los nombres designados, ya que ellos mismos deberán elegir de entre estos once integrantes el nombre del presidente del jurado, que deberá lograr una mayoría con al menos dos tercios de los apoyos. Esta propuesta, realizada por Comparsistas y Coristas, se aprobó en una Junta del COAC en la que los chirigoteros, como los Antifaces de Oro, los comparsistas y los cuarteteros siguen sin tener voto. La edil de Fiestas, María Romay, y el representante de los coristas votaron a favor, mientras que Autores y Cai se abstuvieron.

La asamblea de los chirigoteros debatió el lunes otras novedades que presentará el Concurso de Agrupaciones 2018. Entre ellas la de calificar a los grupos en la fase clasificatoria con un “apto” o “no apto”, eliminándose la puntuación numérica. El colectivo de chirigotas considera positivo que el jurado pueda deliberar hasta el último día y no estar sujeto a una puntuación, entregada diariamente a un notario, desde el inicio del Concurso.

En otro orden de cosas, el colectivo presentará en la junta del COAC una propuesta para que en los pases de una fase a otra no se tengan en cuenta los porcentajes por modalidades en función del número de agrupaciones inscritas y sí se establezca un número fijo por cada una, evitándose una competición paralela entre las cuatro. Reivindicarán, por ejemplo, tres chirigotas por cada una de las tres sesiones de semifinales. De la misma manera, la Asociación muestra su malestar porque después de un año en la junta del COAC aún no dispone de voto, ya que el Pleno municipal aún no ha aprobado la reforma de los estatutos del Patronato que le permitiría, como a los demás colectivos sin voto, poder ejercerlo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios