¿Y si 'Chefi' presidiera ahora la Diputación?

  • La victoria de Susana Díaz en la provincia se da por segura, aunque falta saber por qué margen

  • Si Pedro Sánchez ganara mañana en Madrid, llegarían cambios en cascada al partido y a las instituciones gaditanas

Comentarios 2

En el PSOE de Cádiz hay muchos nervios y no es para menos. El partido se juega mucho, demasiado quizás, en las primarias de mañana. Y quienes más se juegan son aquellos que ocupan cargos de responsabilidad en las instituciones. Porque a partir del lunes todo puede seguir igual... o no.

"Es normal que haya tantos nervios. Es que si a Pedro Sánchez le da por ganar, aquí se remueven todos los cimientos. Y los primeros serían los de la Diputación, donde Chefi se convertiría de inmediato en el nuevo presidente". La frase parte de un cargo público socialista que conoce bien los entresijos de este partido. Igual tiene demasiada imaginación, pero en ese ejercicio mayúsculo de política-ficción que acaba de realizar ha plasmado, posiblemente sin querer, hasta donde podría llegar esa revolución que lleva semanas sobrevolando el cielo del PSOE, aunque nadie sabe aún si terminará o no descargando mañana.

Chefi es el apodo con el que familiares, amigos, compañeros y media Chiclana conoce a su alcalde, José María Román. Él, que es también diputado provincial, se ha convertido en uno de los principales abanderados de Pedro Sánchez en la provincia y muchos creen que si su apuesta sale bien, el regidor chiclanero subiría muchos escalones en la estructura del partido, con las miras puestas quizás en la secretaría general del PSOE de Cádiz. Y no es ningún secreto que Román tiene muy clavada aquella espina de finales de 2012, cuando la dirección del PSOE andaluz le obligó a él y a otros cinco diputados, bajo amenaza de expulsión, a ceder la portavocía del Grupo Socialista en la Diputación a Irene García, que ya era la jefa del partido en la provincia.

Pero lo que venga ya se verá, que también puede darse el caso de que las direcciones andaluza y provincial del PSOE no quieran asumir las directrices que emanen de arriba, si es que Pedro Sánchez recupera el trono perdido, claro. Pero antes de especular con el futuro hay que vivir un presente que está en manos de los 4.906 militantes socialistas que están llamados a ejercer mañana su derecho al voto en cualquiera de las 56 agrupaciones locales que el partido tiene en territorio gaditano, además de en la sede provincial.

La candidatura de Susana Díaz ganará mañana en la provincia de Cádiz. Esto es algo que renocen representantes de las tres corrientes que confluyen en el PSOE gaditano y que entienden que si este hecho no se terminara dando, la actual presidenta de la Junta de Andalucía estaría encaminada a algo muy parecido a un cataclismo. Así que la duda se centra en saber cuál será el margen que sacará a las otras candidaturas que encabezan Pedro Sánchez y Patxi López. Los pedristas ya dijeron tiempo atrás que su objetivo era sacar un 40% de los votos en Andalucía, aunque aquí nadie se conforma a priori con nada.

Lo que está claro es que la estructura del PSOE gaditano está mayoritariamente del lado de Susana Díaz. Con Pedro Sánchez están dos alcaldes (Chiclana y San José del Valle) y algunos portavoces municipales, como los de Cádiz y Vejer, entre otros. Posicionados con Patxi López están, por su parte, el alcalde de Alcalá de los Gazules, Javier Pizarro, y un nutrido grupo de representantes de lo que representó tiempo atrás el pizarrismo o el clan de Alcalá. Y alineados con Susana Díaz están la plana mayor de la dirección provincial del partido, todos los diputados nacionales, senadores y parlamentarios andaluces por Cádiz y la friolera de 22 de los 25 alcaldes socialistas.

Pero mañana no votan sólo los dirigentes socialistas, sino que llega el turno de la militancia, que podrá opinar en una urna y en secreto. Y es ahí donde el resultado final de lo que pase en el conjunto de España es todo un misterio de consecuencia impredecibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios