La Casa de Viudas se inaugurará en febrero y tendrá 50 trabajadores

  • El edificio puede visitarse hasta el día 16 con recorridos que incluyen vídeos, un diorama y animación · Al geriátrico volverán cinco o seis de las doce mujeres que vivían allí antes de la restauración

Comentarios 0

     Tras dos años de obras, la Casa de Viudas abrió ayer al público en unas jornadas donde los visitantes podrán ver dioramas, un plano y vídeos sobre el Plan de Rehabilitación de la Junta en Cádiz y una maqueta del edificio, que se puede recorrer acompañado por la persona que mandó construirlo en el siglo XVII, Juan Clot, Fragela, un sacerdote y una viuda encarnados por el grupo Animarte. Quien quiera disfrutar de las visitas teatralizadas de cuarenta minutos de duración deberá concertar la cita. Sea la visita libre o anunciada, deberá hacerse hasta el día 16.

Este edificio se ha rehabilitado, con una inversión de 3,2 millones de euros, gracias a un convenio entre la Junta y la Fundación Fragela, que se ha hecho cargo el legado de Juan Clot y se responsabilizará del equipamiento y gestión. Precisamente, entre la documentación que recibe el visitante a su llegada está la solicitud para ser inscrito como socio colaborador de esta fundación para ayudar a mantener su actividad. Su otra residencia, Albernia, cuenta con unos 250 socios, según explica el director, José Luis Salido.

Es en ese centro donde están actualmente las doce últimas residentes de la Casa de Viudas, de las que sólo volverán cinco o seis el próximo mes de febrero, cuando el edificio recobre su actividad geriátrica. A las otras, explica Salido, les ha coartado la idea de compartir habitación.

A partir del día 16, cuando concluyan las jornadas, se desarrollarán pequeños trabajos restantes como terminar de colocar la cristalera del patio, realizar los enganches eléctricos y del alcantarillado e instalar un toldo que cubra el patio. En febrero comenzará a funcionar la residencia, para unas 70 personas, y el centro de día. La Fundación Fragela ha contratado con una empresa de servicios el día a día del centro. Eulen, según explica José Luis Salido, contratará a medio centenar de personas para este edificio.

Pero eso será en febrero. De momento, los visitantes podrán entrar el inmueble de la plaza del Falla de diez de la mañana a seis de la tarde, ver cómo el sacerdote lee las condiciones de ingreso que dejó escritas Fragela y como éste comerciante pide explicaciones sobre lo que han hecho con su edificio. Ayer las recibió del arquitecto que se ha encargado de la reforma, Juan José Jiménez Mata, que destacó que introducir modernas instalaciones en el antiguo edificio ha sido la labor más complicada. Pero la dificultad ha merecido la pena: ahora cuenta con calefacción por suelo radiante y energía solar para agua caliente. El agua de lluvia del aljibe se usa en inodoros, y los residentes contarán con un sistema de comunicación interior y habrá cámaras de vigilancia sin que haya habido renunciar a conservar las antiguas vigas y las ventanas y puertas, por ejemplo.

A la jornada inaugural acudieron los delegados provinciales de Gobierno (José Antonio Gómez Periñán), Obras Públicas (Pablo Lorenzo) e Igualdad y Asuntos Sociales (Manuela Guntiñas) y el vicario de la Diócesis (Guillermo Domínguez Leonsegui), entre otros. Todos pudieron ver, acompañados por los actores, cómo serán las habitaciones una vez equipadas, pues dos de ellas están amuebladas con detalle.

También hubo representación de las asociaciones de vecinos. Francisco Gallardo, del barrio del Mentidero, pidió que se realizaran mejoras en el entorno del edificio, como colocar bancos en la plaza recién reformada para que la gente -incluidos los futuros usuarios de la Casa de Viudas- puedan descansar y que se evite que los coches aparquen indebidamente, y también que se coloque un paso de cebra desde la entrada de la Casa hasta la plaza.

más noticias de CÁDIZ Ir a la sección Cádiz »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios