Caladero cerrará su planta de Cádiz y trasladará la actividad a Zaragoza

  • La empresa ofrece a los empleados la reubicación en la central aragonesa o en las tiendas de Mercadona de la provincia

Operarios de la planta de Caladero en Cádiz procesan los mejillones. Operarios de la planta de Caladero en Cádiz procesan los mejillones.

Operarios de la planta de Caladero en Cádiz procesan los mejillones. / joaquín pino

Comentarios 3

La empresa Caladero, que es el proveedor de pescados y mariscos de Mercadona, va a cerrar su planta de Cádiz y trasladar su actividad a la de Zaragoza, donde tiene la central y donde se genera el 80% de toda la actividad. En un comunicado de prensa, la empresa asegura que la decisión se enmarca dentro de un proceso de reorganización de la compañía "para reforzar su eficiencia y competitividad" y, paralelamente, "generar sinergias en su actividad logística".

La decisión ha sido comunicada a los trabajadores y se les ha ofrecido la posibilidad de optar a mantener su empleo en Zaragoza o incorporarse a la plantilla de Mercadona en la provincia de Cádiz.

La empresa defiende que se hace por un proceso de reorganización

Caladero inició su actividad en Cádiz en el tercer trimestre de 2009, con la apertura de su planta en el recinto interior de la Zona Franca. Actualmente sus instalaciones cuentan con seis líneas en las que se producen fundamentalmente mejillones y langostinos. Con la decisión tomada y tras las inversiones realizadas, la propia empresa Caladero apunta que a partir del próximo mes de octubre la actividad que se realiza en la planta de Cádiz se trasladará a la fábrica de Zaragoza, que dispone de 17 líneas diferentes de producción y da empleo a 490 personas.

En el mismo comunicado Caladero asegura que está buscando las mejores soluciones para la plantilla y agradeció "la colaboración y el esfuerzo" realizado por el comité de empresa ante esta decisión. En esta línea va a ofrecer la opciones antes citadas, es decir, o bien continúan con su actividad en la planta de Zaragoza con una serie de ayudas que se facilitarán o incorporarse a la plantilla de Mercadona en la provincia de Cádiz.

El fin de la actividad de la planta se da cuando la compañía cerró 2016 con una facturación de 196 millones de euros y unas ventas en volumen de 21,8 millones de kilos de pescado, lo que representa un total de 44,6 millones de bandejas de producto en los 1.614 supermercados de Mercadona.

La empresa asegura que a lo largo del año sus esfuerzos se centraron en "asentar y garantizar las nuevas implantaciones de producto, como por ejemplo el atún de calidad sashimi y en reforzar el conocimiento de nuevos orígenes y especies de materias primas para incorporar mejoras constantes".

Cuando fue a inaugurarse la planta de Caladero en la Zona Franca se dijo que iba a tener una inversión de 14,5 millones de euros y la contratación de más de un centenar de empleados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios