Cádiz utiliza su historia para apoyar al turismo, que sale ya de la crisis

  • El Ayuntamiento centra en el patrimonio su apuesta en FITUR

  • El sector inicia 2018 con el objetivo de recuperar cifras de 2007, previas a la gran caída del consumo y la economía

El Teatro Romano, uno de los referentes del turismo cultural en Cádiz. El Teatro Romano, uno de los referentes del turismo cultural en Cádiz.

El Teatro Romano, uno de los referentes del turismo cultural en Cádiz. / joaquín hernández kiki

Comentarios 1

Es de manual, pero hasta ahora o bien no se ha tenido en cuenta o no se ha sabido aprovechar de la manera más adecuada. Una ciudad con tres mil años de historia tiene mucho que vender, aunque sea cierto que una parte de este patrimonio se ha ido perdiendo a lo largo de este tiempo. Y es sobre esta rica y única historia sobre la que el gobierno municipal de José María González quiere apoyarse para reforzar el cada vez más floreciente turismo gaditano, en un año en el cual la propia ciudad ha sido elegida, por empresas del sector, como uno de los destinos emergentes en todo el mundo.

"Doce meses para vivir. 3.000 años de historias" es el lema con el que Cádiz llega a la Feria Internacional del Turismo. Ya no basta con vender el sol y las mejores playas urbanas de Europa. Ahora hay que vender un turismo atraído por la cultural, la historia, la gastronomía y las gentes. Un turismo de mayor capacidad adquisitiva y que busca también los sentidos en sus vacaciones. Vacaciones estivales o no, porque también se busca algo sobre lo que se viene hablando desde hace años: la desestacionalización. Un proceso complicado pero en el que se están dando pasos agigantados y que ya está permitiendo ver a muchos turistas paseando por nuestras calles más allá de la temporada de verano.

La apuesta por el patrimonio va a ser una pata esencial de esta nueva política municipal. Pendiente de que el área que dirige David Navarro termine la elaboración de un ambicioso Plan de Recuperación del Patrimonio Urbano, en FITUR ya va a comenzar a venderse esta cara de la ciudad que, curiosamente, la están descubriendo cada año miles de turistas que vienen a Cádiz buscando las playas y salen atraídos por su historia y sus gentes.

"Queremos presumir de nuestro patrimonio para que Cádiz sea un destino turístico preferente, porque la ciudad vive y se nutre del mar, pero es mucho más que el mar", destacó ayer Navarro quien resaltó que "hasta ahora no se ha apostado por exportar la ciudad patrimonial. En cualquier otra ciudad con la misma historia la venta sería completamente distintas, pero aquí ha sido un crimen no haber apostado por ello, por lo que vamos a contar con un mayor esfuerzo económico y de recursos humanos".

Por su parte, la concejala de Turismo, Laura Jiménez, incidió en el refuerzo de la apuesta cultural y de ocio, que en verano se extendió por más de 150 convocatorias diferentes "y que ahora queremos extender a lo largo de todo el año potenciando nuestro patrimonio y vendiéndolo mejor".

Destaca la concejala que ya el turista y el propio sector "nos ve como un destino emergente, a la vez que estamos avanzando en la desestacionalización. Hay una apuesta empresarial, como la apertura de los chiringuitos durante todo el año, y otra de refuerzo de nuestras tradiciones, como el futuro Museo del Carnaval. Avanzamos, aunque todo es mejorable".

En la presentación de la oferta turística de Cádiz en FITUR, el Ayuntamiento contará con el apoyo de las Chirigóticas, y de Animarte, una firma con dos décadas ya en el sector y que ayer, en la voz de uno de sus directivos, Javier Benítez, también constataba el cambio de "tipo" de los visitantes.

Esta apuesta por el patrimonio llega en un año, 2018, que para el sector debe ser el del final definitivo de la crisis y el retorno a las cifras de ocupación de 2007, según destaca a este diario el presidente de Horeca, Antonio de María. "Cádiz está en la línea de recuperación del resto del país, aunque es en la hostelería donde aún tenemos que avanzar. Estamos inmersos en una utopía como es el de romper la estacionalidad, pero los locales sólo se llenan los fines de semana o en zonas muy puntuales como está pasando en Plocia. Es cierto que Cádiz es la ciudad de la provincia con una ocupación más sostenida a lo largo del año, pero tenemos la competencia de ciudades, como puede ser Jerez, con el doble de camas y con precios que son más competitivos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios