ester higueras. arquitecto y profesora de la politécnica de madrid

"Cádiz es única y habrá que saber plasmar toda esa singularidad"

  • "Málaga o Bilbao no me valen. No vale plantear una réplica de nadie"

Ester Higueras es la directora del curso sobre el proceso de integración. Ester Higueras es la directora del curso sobre el proceso de integración.

Ester Higueras es la directora del curso sobre el proceso de integración. / d.c.

-¿Puede ser que se esté abordando este proceso con un exceso de esperanzas temiendo que sea la última oportunidad?

-Hombre, no tiene por qué ser la última oportunidad. Es una grandísima oportunidad, eso sí. Tenemos aquí un espacio de gran oportunidad para hacer cosas que la ciudad está necesitando.

-¿Dónde deja la valla su modelo de integración puerto/ciudad?

-Está claro que hay que transformar esa valla. Tendrá que ser algo más permeable y accesible en algunos de sus tramos. Habrá que acostumbrarse a verla ya como un elemento más de ese nuevo Cádiz que ahora se plantea.

-¿Es el modelo de Cádiz realmente comparable?

-Cádiz tiene que encontrar su propio modelo. No me vale Málaga, no me vale Bilbao. Cádiz es única y habrá que saber plasmar toda esa singularidad. No me vale de nada traer otros modelos. Todos ellos han sido muy exitosos pero no podemos plantearnos una réplica de nadie.

-¿Y le asusta tanta singularidad?

-A mí no me asusta nada. No vamos solos. Trabajamos de la mano de la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento y de grandes profesionales que conocen esas singularidades.

-¿Y tenéis algo claro ya sobre ese modelo sólo para Cádiz?

-La solución pasa, sin duda, por los usos mixtos. Debe haber de todo. Algo mixto, diverso, complejo, variado... Cualquier uso monofuncional sería un error.

-¿Sin límites?

-El único límite lo impone el umbral de las emisiones, de la contaminación, del ruido. Esos umbrales no se pueden sobrepasar. El resto, todo es posible. La solución está en la diversidad.

-¿Cuantifica todo este proceso en tiempo y en dinero?

-Sin duda habrá que ir desarrollándolo por fases y espero que pronto se empiecen a ver ya realidades. En dos años debe verse ya algo. Cuando se modifique la ubicación de los contenedores quedará ahí una explanada de cemento y habrá que hacer ver a la ciudadanía que esos metros forman ya parte de la ciudad. E cuanto al dinero, hará falta participación público/privada que ya veremos cómo se puede ir resolviendo.

-En el curso que usted dirige habla de buscar un modelo que garantice que el puerto siga siendo rentable, ¿Es posible que al final gane tanto la ciudad como el puerto?

-Tenemos que ser muy prácticos a la hora de planificar esta oportunidad. Tenemos que pensar en sus mantenimientos, no vaya a ser que, al final, hagamos cosas preciosas que finalmente terminen por ser una ruina para la ciudad. Aquí debe salir ganando tanto la ciudad como el puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios