Cádiz, el segundo puerto de la península que peor acabó 2014

  • El tráfico de mercancías en general bajó en el muelle gaditano un 4,98%, hasta llegar a los 3,54 millones de toneladas

Comentarios 11

Se miren las cifras al revés o al derecho, al final son las que son. El puerto de Cádiz dejó atrás un 2014 que debiera haber sido, según vaticinó allá por 2011 Rafael Barra, uno de los primeros años de la recuperación. Pero no ha sido así.

Y Cádiz, como casi siempre, a contramano. Puertos del Estado emitía ayer una nota en la que ponía sobre la mesa unos tráficos portuarios que "confirman la recuperación económica". Pero en Cádiz no ha sido así.

Puertos del Estado indicó que los datos del tráfico portuario al cierre del año confirman que 2014 es el año de la recuperación económica española, y que se ha conseguido un hito en el movimiento de mercancías en los puertos españoles. Según Puertos del Estado, las 482.030.313 toneladas manipuladas, con un incremento del 5,12% respecto a 2013, "reflejan el buen momento de los puertos españoles , y se sitúan a niveles precrisis".

Pero en Cádiz no fue así. En el puerto de Cádiz las cifras siguen ancladas en la crisis y no en la precrisis.

Si se atiende a la forma de presentación, el grupo de los graneles sólidos ha experimentado en el cómputo global de los puertos un 11,7%, pues en Cádiz cayeron un -4,88%. Precisamente los graneles sólidos, una mercancía que avala el éxito industrial que viene obteniendo año tras año el muelle de la Cabezuela de Puerto Real, pero este tampoco fue su año.

Cierto es que, según fuentes portuarias consultadas por este periódico, los tráficos, para lo bueno y para lo malo, son un escaparate que refleja la situación mundial tanto a nivel económico como histórico. En lo que respecta a los graneles sólidos, conflictos bélicos como los vividos en Ucrania en su enfrentamiento contra Putin, han frenado tráficos como el trigo, por ejemplo. Pero lo cierto es que Cádiz no recupera al ritmo que se desearía. Posiblemente, cada vez cae a un ritmo menor, pero cae.

Otro tráfico, el más numeroso y rentable, el de la mercancía en general, creció en los puertos españoles un tímido 2,1%, pues en Cádiz, a contramano, se precipita con un -8,97% quedándose en menos de millón y medio de toneladas.

Y precisamente en un año en el que deberían finalizar las obras de la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz, una infraestructura en la que la comunidad portuaria tiene albergadas muchas esperanzas, otro bajón a contracorriente. La mercancía movida en contenedores se incrementó en España un 2,2%, mientras que Cádiz perdió un 7,44%.

En cuanto al tráfico ro-ro, es decir, según la definición que facilita Puertos del Estado, los vehículos industriales cargados de mercancías que viajan en barco, creció un 8% en España. Cádiz, algo menos a contramarea que en los párrafos anteriores, subió un tímido 1,4%. Al puerto de Cádiz le salvan los tráficos con Canarias, gracias al servicio de Trasmediterránea. Esos tráficos siguen echando de menos una línea con Marruecos (algo más allá que la establecida con Agadir), pero parece que nadie ve ahí negocio.

Y, de nuevo a contramano, pero esta vez algo en positivo, cuando la tónica general de los puertos españoles es que su tráfico de pasajeros de cruceros decrezca, Cádiz se salta la regla y vive un aumento de un 1,65%, ya que 2013 acabó con 375.114 pasajeros de cruceros turísticos, mientras que 2014 finalizó con 381.285 cruceristas. Por contra, el número de estos buques que visitó en 2014 el puerto de Cádiz bajó más de un 8%. Con esto se viene a confirmar la tendencia ya consolidada de las compañías navieras de utilizar barcos de mayor capacidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios