Cádiz empieza a soltar lastre

  • La provincia corrige su histórico déficit de infraestructuras con los más de 150 kilómetros de autovía abiertos esta legislatura · Los retrasos del segundo puente, de la Vejer-Algeciras y del AVE, los lunaresrAutovía Chiclana-Conil-Vejer.La autovía que acababa con parte de la peligrosa N-340 ya es una realidad, aunque hubo que esperar mucho tiempo.rAutovía Jerez-Arcos.La Bahía de Cádiz y Jerez están ahora mucho más cerca de la Sierra gracias a esta autovía construida por la Junta.rAutovía del Barrio Jarana.El PP inició y el PSOE culminó estos 12 kilómetros de autovía en Puerto Real.rAutovía Jerez-Sanlúcar-Chipiona.Chipiona y Sanlúcar ya tienen una vía decente que las une con Jerez, aunque falta aún un pequeño tramo por desdoblar.rDesdoble N-443. Puerto Real-Cádiz.Mañana se inaugura la nueva CA-35, que es el único proyecto concebido y ejecutado en exclusiva por el Gobierno del PSOE.rRonda Oeste de Jerez.Tras más de una década de proyectos y obras, Jerez tiene ya su circunvalación.rAutovía Jerez-Los Barrios.La Junta acabó al fin en esta legislatura la autovía A-381, su obra más emblemática y compleja en infraestructuras viarias.iNudo de Tres Caminos.El principal embudo de la provincia, sobre todo en verano, sigue sin proyecto.ri Segundo puente sobre la Bahía.El arranque de las obras del tercer acceso a Cádiz, aunque llega bastante tarde, ha sido la mejor noticia de la legislatura.iAutovía Vejer-Algeciras-San Roque.Lo complejo de la obra y las muchas alegaciones habidas han retrasado bastante los trámites previos al inicio del desdoble.ri Desdoble de la vía del ferrocarril.Aunque ha habido avances, la llegada del AVE sigue aplazándose una y otra vez. En teoría faltan tres años.iAutovía Jerez-Sevilla.La alternativa gratuita a la autopista de peaje está aún en fase embrionaria.

Comentarios 47

La puesta en servicio de más de 150 kilómetros de autovía en el conjunto de la provincia gaditana es el principal logro en materia de infraestructuras de la legislatura que está a punto de acabar. La gestión en este campo de los gobiernos de España y de Andalucía ha permitido aliviar bastante el histórico déficit de infraestructuras que lastraba a una provincia como la de Cádiz que, pese a todo, sigue teniendo pendientes proyectos esenciales para su desarrollo y que aún tardarán bastante tiempo en quedar culminados.

A grandes rasgos, el balance de estos cuatro años en materia de infraestructuras en la provincia de Cádiz ha dado más noticias positivas que negativas. Y, objetivamente, esos logros hay que atribuírselos a la Junta de Andalucía y al Gobierno central, tanto en la etapa del PP, que agilizó la mayoría de estos proyectos e incluso puso en marcha buena parte de las obras ya finalizadas, como en la del PSOE, que ha llevado el peso del desarrollo de estos trabajos y que ha presidido sus inauguraciones.

A ambos partidos, PP y PSOE, hay que reprocharles igualmente a partes iguales la responsabilidad por la demora acumulada en proyectos de gran transcendencia para la provincia que no serán una realidad hasta dentro de varios años, como el segundo puente sobre la bahía de Cádiz, la llegada de la Alta Velocidad a la provincia o la autovía costera entre Vejer y Algeciras, entre otros.

El reciente inicio de las obras del segundo puente sobre la bahía de Cádiz o tercer acceso a la capital gaditana ha sido, por esperada, una de las grandes noticias de esta legislatura en la provincia. Esta compleja y costosa obra, que el Gobierno confía en que esté acabada como máximo a principios de 2011, arranca sin embargo con muchos años de retraso con respecto a sus previsiones iniciales, debido en parte a la necesidad de haber tenido que cambiar el proyecto primitivo.

Tres cuartos de lo mismo puede decirse de la duplicación de la vía férrea entre Sevilla y Cádiz para traer la Alta Velocidad a la provincia gaditana. Aunque en estos cuatro años ha habido avances tangibles -en especial la construcción de las nuevas estaciones de Bahía Sur, Las Aletas o el Campus del Río San Pedro, además de los nuevos viales ya duplicados- también hay muchos peros, como la tardanza en los trabajos de varios subtramos, el estancamiento del ramal a la Cabezuela, la falta de definición del proyecto del apeadero en el aeropuerto o la demora en iniciar las obras de soterramiento en Puerto Real, que está llamado a convertirse en el último escollo antes de que el AVE llegue a la ciudad de Cádiz a finales de 2010, si se cumplen los plazos estipulados y si arrancan pronto las obras en la provincia de Sevilla.

De los 150 kilómetros de autovía abiertos al tráfico desde mediados de 2004 hasta la fecha, más de 90 han sido competencia de la Administración andaluza, mientras que los 60 kilómetros restantes han sido realizados por el Estado. En concreto, en esta legislatura la Junta finalizó los tres tramos que en 2004 quedaban pendientes de la Jerez-Los Barrios (A-381), además de la autovía Jerez-Arcos (A-382) en su totalidad, la carretera de El Higuerón (A-383) de acceso a La Línea y la Jerez-Chipiona (A-480), de la que falta sólo la duplicación de la variante de Sanlúcar, cuyas obras han arrancado hace escasos meses. En estos cuatro años, la Consejería de Obras Públicas ha acondicionado además diversas carreteras convencionales que entrañaban cierto peligro, en especial las que une Medina Sidonia con Chiclana y Vejer, y continúa con los trabajos de construcción del denominado puente de El Paseo, que conectará la A-4 (Cádiz-Sevilla) con la carretera de El Puerto a Rota.

Para el futuro, la Administración autonómica tiene dos proyectos importantes en cartera: mejorar las conexiones en la Costa Noroeste, sobre todo la carretera El Puerto-Rota-Chipiona, y comenzar la duplicación de la A-384 en su primer tramo, entre Arcos y Algodonales, dentro de un proyecto global para desdoblar esta carretera hasta Antequera.

El Ministerio de Fomento que dirige Magdalena Álvarez, por su parte, ha culminado tres autovías cruciales para la provincia que fueron iniciadas en la etapa de su predecesor, Francisco Álvarez-Cascos. Son los casos de la autovía del Barrio Jarana -en sus dos tramos que circunvalan Puerto Real-, la Chiclana-Conil-Vejer (A-48) y la Ronda Oeste de Jerez. También culminó con mucho retraso el enlace de Los Barrios que une la A-381 con la A-7.

En estos cuatro años el Gobierno central ha puesto en marcha con suerte desigual tres proyectos no contemplados en la etapa del PP. La mejor parte se la lleva el desdoble de la N-443 entre Puerto Real y Cádiz, realizado en tiempo récord y que a partir de mañana, día de su inauguración, quedará rebautizada como la CA-35. Este proyecto ha incluido la construcción de un carril reversible en el viejo puente Carranza.

No ha pasado lo mismo sin embargo con el nudo de Tres Caminos -que se ha erigido en el principal embudo de la red viaria provincial, sobre todo en verano- ni con la autovía Jerez-Dos Hermanas, planteada como alternativa gratuita a la autopista de peaje AP-4. Ambos proyectos están aún en fase de licitación y habrá que esperar varios años para verlos culminados, lo mismo que le sucede a la continuación de la autovía A-48 entre Vejer y Algeciras y su prolongación a San Roque, cuyo trazado definitivo ha sufrido infinidad de vaivenes por la multitud de alegaciones presentadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios