Bodas de oro sacerdotales del padre José de Araujo

  • Esta tarde habrá misa de acción de gracias en San Lorenzo

A las ocho de esta tarde, en la parroquia de San Lorenzo, el padre José de Araujo y González celebra una Eucaristía en acción de gracias por cumplirse las bodas de oro de su ordenación sacerdotal.

En la celebración, preparada para la ocasión por las comunidades parroquiales de San Lorenzo y la Divina Pastora, que se suman de este modo a la citada efemérides , y la parte musical corresponderá a la coral "Canticum Novum".

Posteriormente, en el salón de actos del colegio La Salle-Viña se celebrará un acto de convivencia para festejar la efemérides en confraternidad.

El padre Araujo, nació en Sevilla el 21 de febrero de 1934, en el seno de una familia de origen portugués, concretamente de Santa Marta de Portucelo.

Fue ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1957 y celebró su primera misa tres días después en el convento de los Capuchinos de la capital hispalense, trasladándose luego a la localidad natal de sus padres en el país vecino.

Desde entonces casi todos los años ha ejercido su ministerio en la capital gaditana, a la que fue destinado hace 43 años, concretamente en las iglesias citadas ubicadas en la calle Sagasta, por cuyas respectivas feligresías es muy apreciado.

El padre José, como se le conoce, no ha querido hacer declaraciones sobre sus 50 años de sacerdocio y se ha limitado a señalar que para él se trata de "una fiesta del corazón y también de una alegría por estar al servicio de Dios y de los hombres".

Durante todos estos años se ha destacado por su fidelidad a ese servicio, desarrollando al máximo su actividad pastoral, demando además una coherencia no siempre bien entendida, y comprometiéndose también con las dificultades y carencias de los ciudadanos, incluyendo sus derechos y libertades, en tiempos especialmente difíciles y hoy ya superados.

También se ha preocupado de cuidar y proteger el patrimonio histórico-artistico de ambos templo y recientemente ha visto restaurado el retablo mayor y el órgano de San Lorenzo, edificio al que se ha incoado expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), mientras que espera que se inicien en próximas fechas las obras de rehabilitación de la de la Divina Pastora, que demanda una urgente actuación para consolidar el singular edificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios