La semana

Bibiana-Teófila: ¿Próximo combate?

  • El segundo puesto de Bibiana Aído en el Parlamento es un adelanto, el PSOE le ha colocado detrás de Manuel Chaves y por delante de Pizarro; no va a pasar desapercibida. Su principal aval es la edad y el aguante que pueda guardar, y quizá la espera de que la alcaldesa se plantee su futuro en el 12

Comentarios 4

Al día de hoy, el socialista que cuenta con mayores probabilidades de sustituir a Rafael Román en la ingrata tarea de competir por la Alcaldía de Cádiz es una socialista: Bibiana Aído, hoy directora de la Agencia Andaluza del Flamenco, que es una ventanilla donde la gente del cante, del baile y del toque se asoma para pedir parné, prima. Bibiana Aído es ese tipo de personas a la que suele definirse como "hija de un destacado militante socialista", aunque la clasificación es un tanto injusta puesto la que también fuera delegada de Cultura en Cádiz lleva bastantes años en política y en puestos de gestión, y aunque no reniegue de su padre Paco (fue el primer alcalde democrático de Alcalá de los Gazules y hoy es director de gabinete de González Cabaña) bien es cierto que lleva su propia singladura política. Siendo de menor edad que la generación de Zapatero -nació en 1977-, Bibiana Aído se ha criado junto a la gente que o bien fue a Suressne o bien se formó con aquéllos que estaba al tanto de lo que ocurrió en la ciudad francesa donde Felipe González le ganó la partida a los viejos republicanos. De hecho, Bibi, como la llama González, tiene cierta confianza con el ex presidente del Gobierno.

Vale, esta es Bibiana, ¿pero por qué el PSOE ha apostado de un modo tan claro por esta joven que irá de número dos al Parlamento andaluz, flanqueada por los dos grandes pesos pesados de su partido, Manuel Chaves y Luis Pizarro? Bueno, ella tiene ganas, y se le supone que, si compite en las próximas elecciones con Teófila Martínez, cuenta con suficiente poca edad como para aguantar alguna que otra batalla. Si va de corredora de fondo puede valer, aunque esto no está ni mucho menos resuelto. Federico Pérez Peralta aún no renuncia a esta candidatura, aunque casi nadie lo ve, y la otra mujer el liza, María José García Juárez, la gestora del Bicentenario, ha quedado eclipsada en apenas tres meses por el delegado del Gobierno andaluz, José Antonio Gómez Periñán. Así las cosas, ahí estará Bibiana por lo que pueda ocurrir: de dos al Parlamento.

Claro, que la pregunta está en lado contrario: ¿Cuánto tiempo aguantará Teófila Martínez al frente del San Juan de Dios de modo voluntario? Porque hay muchos en el PSOE que admiten - al menos en privado- que no tendrán opciones reales mientras la alcaldesa no ceda el espacio a otro de los suyos. ¿Y cuándo?

Un colaborador de la alcaldesa, un militante del PP, comentó hace varias semanas a Diario de Cádiz que, de ser él ella, se presentaría a las elecciones del 2011; gozaría de las mieles del Bicentenario, y a partir de ahí decidiría un traspaso en mitad del mandato. Y no tanto por la edad. Teófila Martínez tiene 60 años, los mismos que Hillary Clinton, que acaba de comenzar su carrera a la Casa Blanca, y casi los mismos que Manuel Chaves, al que la edad biológica tampoco parece hacerle mella. No, no es la edad, sino la oportunidad de no empañar al final una carrera de amplio respaldo popular: si Teófila Martínez gana las elecciones del año 2011, acumulará cinco comicios de éxito, un magnífico momento para dejar paso y retirarse a otros puestos sin necesidad de sufrir un declive electoral. Pero, claro, las mentes de los políticos que, realmente, creen en lo que hacen funcionan bajo otros esquemas. Manuel Chaves es otro ejemplo: por mucho que se hable recurrentemente de posibles delfines -sobre los que siempre caen maleficios (Torres Vela, María del Mar Moreno, Francisco Vallejo)-, una nueva mayoría absoluta en el 9-M alejaría de su mente un traspaso o una retirada.

Pero en el caso de Cádiz es obvio que si Bibiana Aído tiene aguante, y no comete errores personales como marcharse a organismos sin alma política como la Agencia del Flamenco, puede plantearse una carrera por San Juan de Dios a largo plazo. A pesar de que el Partido Socialista tiene un problema de banquillo en Cádiz para enfrentarse a Teófila Martínez, no es menos cierto que cuenta con bastantes cuadros que sí pueden apoyar a su candidata. Y cito: Rafael Barra, presidente de la Autoridad Portuaria, un ingeniero templado, serio y muy gaditano: José de Mier, delegado de la Zona Franca y chiclanero, aunque convertido de facto en un delegado de Promoción de la Ciudad; el bueno de Daniel Vázquez, otro gran conocedor de la estratificación sociológica gaditana; Pablo Lorenzo, que estuvo desde el principio en el plan de rehabilitación del casco antiguo, e Hipólito García, que enlaza con la mejor tradición socialista de los tiempos de Carlos Díaz. Si a éstos le sumamos un sanluqueño, aunque gaditano de adopción, como Luis García Garrido, viceconsejero de Obras Públicas y hacedor, junto con Juana Lázaro, del proyecto de Las Aletas, no se podrá decir que los socialistas no son capaces de confeccionar un programa serio para la ciudad.

Y en contra de lo que ocurrió con Rafael Román, que escribió los mejores cuatro años de oposición el mandato pasado, Bibiana Aído sí cuenta con el apoyo de su partido o de gran parte de su partido, los denominados jandistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios