La Bella Escondida está pendiente de ser BIC

  • La intención de restaurarla que existe por parte de los dueños deberá esperar a que se cumplan los trámites para que sea denominada como Bien de Interés Cultura

Comentarios 4

Los dueños de la finca del número 13 de la calle José del Toro quieren restaurar la torre mirador que la corona y que lleva por nombre el de La Bella Escondida. Como explicó a este periódico Manuel Morales de Jodar, este es el siguiente paso que pretenden dar una vez superadas las trabas que se pusieron al proyecto de reforma. En concreto el problema era el diseño del ascensor que pretenden que incluya el edificio y las divergencias, según explicó Morales, con un arquitecto vecino de la casa.

El decorador Manuel Morales explicó que ahora la restauración queda pendiente del visto bueno por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Así es y habrá que esperar porque, como se informó desde la Delegación Provincial de Cádiz, la torre octogonal está en medio de tramitación con el fin de que sea catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC). La documentación técnica que supone el paso previo está lista pero ahora tendrá que estudiarla la delegación y posteriormente pasar a la Dirección General de Bienes Culturales. Con todo, su futuro dependerá de la denominación que se le dé y que implica un nivel de protección mayor o menor.

A su vez, como el resto de las torres miradores de Cádiz, estará dentro de un catálogo que se esta elaborando para registrarlas y protegerlas inscribiéndolas en el Catálogo General de Patrimonio Histórico de forma colectiva.

Por otro lado, el objetivo de los propietarios, Manuel Morales de Jodar y Carlos Marañón, además de hacer 'visitable' la torre, es dar uso al completo de la finca. La intención, convertirla en salones para celebraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios