El Beato Diego tendrá un máximo de 75 apartamentos y 155 plazas

  • La Universidad de Cádiz debe decidir si destina parte de la planta baja a viviendas para los estudiantes o si en esa superficie sólo ubica servicios comunes

El proyecto de reforma integral del Colegio Mayor Beato Diego de la Universidad de Cádiz está ya muy avanzado. La institución académica gaditana estima que estará concluido a finales de este mes o a principios de junio, aunque antes debe concretar si destina parte de la planta baja de ese equipamiento universitario a unidades habitacionales para los estudiantes o si sólo ubica en esa superficie servicios comunes. Dependiendo de la decisión que el Rectorado tome en los próximos días, el Beato Diego ofertará entre 146 y 155 plazas de alojamiento, que se distribuirán entre 70 y 75 apartamentos, según apuntó ayer a este medio Antonio Vadillo, gerente de la UCA y miembro de la comisión de seguimiento del proyecto de remodelación del Colegio Mayor que se reunió por última vez el pasado miércoles.

Aunque hace unos meses se planteó la posibilidad de ampliar en medio centenar las plazas de esta residencia que contaba con 120 cuando fue clausurada en 2002, finalmente no serán más de 155. "Por las características del edificio, el equipo de arquitectos que coordina Francisco Reina informó el miércoles de que el equipamiento universitario, una vez renovado, tendrá entre 146 y 155 plazas. Las alternativas que nos han puesto sobre la mesa son muy semejantes, y sólo pequeñas variaciones son las causantes de esa diferencia de cinco viviendas y nueve plazas", comentó ayer el gerente de la Universidad gaditana.

Esas variantes que se han presentado a la comisión de seguimiento no afectan al diseño integral del Beato Diego, sino que sólo inciden en la planta baja. El diseño de los otros tres pisos ya se ha concluido. E igualmente se ha establecido que el renovado edificio contará con un servicio de cafetería, una sala de televisión y otra de informática, una pequeña biblioteca, varias dependencias para la dirección y administración del centro, un salón de actos, y patios a los que se les dará varios usos.

La UCA, además de decidir la distribución que tendrá el bajo, también deberá concretar el uso que se le dará a la parte trasera de esas instalaciones. En ese espacio se ubican las pistas deportivas y la piscina, pero aún se desconoce si se mantendrán.

Sobre el presupuesto de esta operación, Vadillo dijo que se anunciará una vez esté redactado todo el proyecto. No obstante, recordó que la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA) financiará el 100% del coste de las viviendas del Beato Diego, así como el 20% de los espacios comunes. "El 80% restante se lo irá compensando la UCA a la EPSA a través de un canon", apuntó el gerente antes de precisar que la cantidad total que corresponderá a la Universidad dependerá de los metros que ocupen los espacios comunes en la planta baja.

Asimismo, aseguró que los trabajos en este equipamiento comenzarán antes de que concluya el presente año y que se sigue manteniendo la fecha de septiembre de 2010 para la reapertura de este buque insignia de la Universidad de Cádiz que se ubica frente al parque Genovés: "Tanto la Empresa Pública del Suelo como los redactores del proyecto y, por supuesto, la UCA mantenemos ese objetivo. Cualquier retraso que se pudiera producir por el diseño o por la puesta en marcha de la reforma se intentará recuperar para que este equipamiento esté disponible en esa fecha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios