El Ayuntamiento reclamará otra vez a Defensa la cesión del club Marte

  • El espacio militar lleva más de un año desocupado · El Ministerio y el Consistorio firmaron una declaración de intenciones en el año 1998, pero diez años después aún no se ha efectuado el traspaso

Comentarios 13

Diez años después de que el Ayuntamiento y el Ministerio de Defensa firmaran un convenio por el que los militares reflejaban su intención de ceder una serie de instalaciones a la ciudad, no se ha hecho casi nada. En este paquete se incluía entre otros el club Marte, el Casino Militar, el fuerte de Cortadura y el solar que se encuentra anexo, el Gobierno Militar y el campo de las Balas.

Sin embargo, en todo este tiempo tan sólo se ha cumplido con los dos últimos, ya que el resto todavía se encuentra pendiente de la cesión.

Por ello, el Ayuntamiento de Cádiz va a solicitar una vez más en el pleno municipal que se va a celebrar en el mes de septiembre que el Ministerio de Defensa acceda a la negociación para la cesión del Club Marte, uno de los que estaban dentro del convenio de hace diez años.

El club Marte de suboficiales del Ejército se cerró el año pasado y desde entonces se encuentra sin uso alguno y cerrado con un candado y un cartel en el que se avisa de que está prohibido el paso porque es una instalación militar.

El Ayuntamiento de Cádiz, según el teniente de alcaldesa de Patrimonio, José Blas Fernández, quiere recuperarlo cuanto antes, ya que cada día que pasa el espacio se deteriora más y está en un lugar privilegiado de acceso a la Caleta y al castillo de San Sebastián. En principio, la intención del Ayuntamiento es que allí haya un mirador.

En el año 2004 el Ministerio de Defensa, a través de la Dirección de Asistencia al Personal del Ejército, hizo un informe que desaconsejaba la cesión del club Marte y el Casino Militar, por el que también puja el Ateneo, porque tenían un uso intensivo. Sin embargo, tres años después ambos han sido cerrados y se encuentran totalmente vacíos.

De hecho, una vez que se declaró que ya no era de utilidad el club de suboficiales, pasó a manos de la gerencia de Infraestructuras y Equipamientos. Este ente es el que se encarga de la enajenación de los bienes militares que ya no tienen utilidad a través de la subasta, venta o convenio con otras administraciones.

El avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) plantea importantes modificaciones para esta zona de la ciudad, entre las que se encuentran la creación de una gran plaza donde hoy está el colegio de Santa Teresa. Las edificaciones de la Puerta de la Caleta dejarán paso, por otra parte, a la recuperación del baluarte original.

En el Casino Militar, que no se va a pedir en esta propuesta del pleno, hay varias alternativas, aunque una de ellas es que se ceda al Consorcio para el Bicentenario de la Constitución de 1812, que puede utilizarlos como espacio expositivo de cara al Doce, o incluso para el Museo de la Prensa que idea la Asociación de la Prensa de Cádiz. Una vez que acabe la efemérides, podría pasar al Ayuntamiento de Cádiz.

No obstante, el Ateneo también quiere que el edificio se convierta en su sede central para tener más espacio en el que poder desarrollar sus actividades.

En cuanto a la muralla de Cortadura, el Ayuntamiento quiere hacerse cargo de ella principalmente para poder rehabilitarla y mantenerla en condiciones, debido a que es una de las imágenes que se llevan los visitantes al entrar en la ciudad. Esta fortificación, que se levantó para defender la ciudad de la invasión de las tropas napoleónicas a principios del siglo XIX, se encuentra en un estado precario de mantenimiento y, en numerosas ocasiones, se ha denunciado el abandono y pintadas que presenta el recinto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios