El Ayuntamiento quiere luces ornamentales más ecológicas

  • El nuevo pliego de condiciones para la iluminación extraordinaria duplica el porcentaje de bombillas que deben ser obligatoriamente de bajo consumo

El Ayuntamiento gaditano ya había anunciado que la crisis traería menos ingresos y que, por lo tanto, había que contener gastos. Una de las cosas en las que quiere ahorrar es en la iluminación extraordinaria, algo que se refleja en las condiciones que ha marcado a los que quieran hacerse con el servicio.

En el documento se establece que un 60% de la iluminación ha de estar formada por lámparas de bajo consumo. El otro 40% restante se divide a partes iguales entre hilo luminoso y lámparas convencionales de 25 vatios.

En el anterior concurso convocado para el alumbrado extraordinario sólo se exigía un 30% de lámparas de bajo consumo y primaban (un 60%) las microlámparas. Aún así, el equipo de gobierno advierte de que finalmente el número de lamparas de bajo consumo que se colocó fue mucho mayor.

Ayer salió a concurso público el servicio de alumbrado para las próximas navidades, Carnaval y las fiestas de 2009 sin incluir las navidades, por importe de más de un millón de euros anuales. La empresa elegida no sólo se hará cargo de la colocación, mantenimiento y desmontaje de las luminarias, sino también de la colocación de vientos en postes para anclarlas y el forrado ornamental de las torretas que se sitúan en la Avenida.

El Ayuntamiento hace algunas puntualizaciones sobre el anclaje de los motivos: hay que emplear postes de diez metros y evitar utilizar báculos, árboles o farolas. Y, cuando van sujetos a las fachadas hay que conseguir previamente el consentimiento de la propiedad de las fincas.

Las empresas que deseen hacerse con este servicio deberán presentar material gráfico. En concreto, el gobierno local busca nuevos diseños para el exorno de puntos clave de la ciudad, como las Puertas de Tierra y San Juan de Dios en navidades y Palillero y las Puertas de Tierra en Carnavales.

Pese a que es la empresa la que tendrá que entregar el diseño, deberá aceptar las sugerencias del municipio.

La adjudicación durará inicialmente un año pero se da la posibilidad de renovarlo otro más. Esto no significará que se repitan los motivos, puesto que habrán de renovarse los diseños al mínimo en un 35%. De esta forma, se establece que presenten un proyecto de diseño para el primer año de contrato y otro más para el caso en el que se acuerde esta prórroga.

También se reserva el Ayuntamiento la posibilidad de adjudicar de forma automática a la empresa que haya presentado la segunda mejor oferta este servicio si una inspección comprueba que la primera no está desarrollando los trabajos a un ritmo suficiente para cubrir los plazos.

A la hora de adjudicar estas actuaciones, el gobierno local valorará en primer lugar la mejor oferta económica. En este apartado, los licitadores pueden conseguir hasta 55 puntos de los cien que componen el baremo.

El segundo criterio es la calidad de proyecto, algo que puede sumar 30 puntos y que comprende tanto la originalidad y estética de los diseños como su calidad. También entra en este apartado el ahorro energético que se quiere imprimir a este alumbrado festivo, mejoras materiales y del control del servicio.

Elementos personales y materiales, calidad el servicio y una mayor cobertura de la obligatoria póliza de responsabilidad civil son los tres restantes criterios que valorará la mesa de contratación, con un máximo de cinco puntos cada apartado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios