El Ayuntamiento quiere un edificio emblemático a la entrada de la ciudad

  • El inmueble iría en la parcela que ocupan Supersol y los antiguosTalleres Faro · Se incluirá en el PGOU la exigencia de hacer un concurso internacional o el encargo a un arquitecto de fama mundial

Comentarios 3

El equipo de Gobierno quiere que el edificio que se levante en la parcela de terreno que conforma el actual Supersol y las naves anexas sea emblemático y de una calidad arquitectónica importante. De este modo, van a incluir en el Plan general de Ordenación Urbana (PGOU) la exigencia a los propietarios para que saquen a concurso internacional el diseño de ese inmueble o bien que se encargue a un arquitecto de prestigio mundial, tal como pueden ser los casos de Norman Foster o Santiago Calatrava.

Esta parcela tiene unos 7.000 metros cuadrados y cuenta como propietarios a Supersol, la Zona Franca, el Ayuntamiento de Cádiz y uno privado.

La idea que tiene la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, es que allí se pueda construir "un edificio emblemático" como existe en otras muchas ciudades, como por ejemplo las torres Kio de Madrid o el de las Artes y las Ciencias de Valencia, aunque especificó que no tiene por qué ser una torre.

Asimismo, la alcaldesa entiende que este edificio podría ser "el elemento dinamizador" para proceder a la modernización de todo el polígono exterior de la Zona Franca".

Precisamente, esta pastilla de terreno se ha sacado en una unidad especial fuera de este proceso de modernización y recibe el nombre de Centro Comercial Zona Franca. Martínez asegura que el edificio, además de contar con un valor arquitectónico que también se convierta en uno de los símbolos de la ciudad, reúna en su interior actividad económica, aunque todavía no se tiene claro qué es lo que albergaría en su recinto.

La parcela coge hasta cuatro calles: la avenida Alcalde Sánchez Cossío y las calles Algeciras, Tarifa y Ronda de Vigilancia para alcanzar los más de 7.000 metros.

La reforma del polígono exterior de la Zona Franca va a ser una de las principales actuaciones que van a quedar reflejadas en el PGOU, con la idea de modernizar las actuales naves que dan un aspecto antiguo, muchas de las cuales se encuentran desocupadas. De este modo, la alcaldesa cree que con el edificio emblemático a su entrada puede servir de motor para el resto.

Este "símbolo de la ciudad" se vería a la entrada a Cádiz desde el Puente Carranza y desde la autovía de San Fernando.

La alcaldesa entiende que este edificio se uniría a otro de los futuros símbolos de la ciudad, como va a ser el segundo puente, obra del ingeniero Javier Manterola. Mientras tanto, el Consorcio de la Zona Franca de Cádiz ha pedido al arquitecto Norman Foster el diseño del aerogenerador que pretende poner cercano al Puente carranza, aunque hasta el momento no ha obtenido ninguna respuesta.

Martínez afirma que en Cádiz no hay edificios de este tipo modernos "ante la imposibilidad hasta ahora de haber tenido suelo", pero con la puesta en marcha del PGOU y con la celebración del Bicentenario de la Constitución se quiere poner en marcha esta actuación.

La reforma del polígono exterior de la Zona Franca está pendiente de la firma de un convenio específico entre el Ayuntamiento y el Consorcio, aunque la unidad de actuación en la pastilla en la que se encuentra entre otras los antiguos Talleres Faro y Supersol, se encuentra separada del resto de iniciativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios