El Ayuntamiento y la Junta acuerdan reactivar la Casa Museo del Carnaval

  • Un nuevo convenio facilita al municipio el inicio de las obras con la cesión del edificio del antiguo Instituto de la Viña · El documento permite también reordenar las sede de la administración regional

Comentarios 3

2006

Que Cádiz no cuente aún con un museo dedicado al Carnaval, fiesta que involucra a media ciudad durante buena parte del año, no tiene explicación salvo el escaso interés que para conseguir este proyecto han tenido las administraciones públicas y, sobre todo, los colectivos directamente relacionados con esta fiesta.

Buena parte de este despropósito se va a solventar con la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y la Junta. El documento, ya elaborado, pendiente de su inminente firma y que hoy será aprobado por el pleno municipal, supone el respaldo definitivo a esta actuación de la que se viene hablando desde hace más de una década.

Según el convenio, la Junta cederá durante un periodo inicial de 50 años el edificio de La Viña para levantar en su solar el nuevo Museo del Carnaval. El documento especifica que "en tanto se culmina la tramitación del expediente de cesión, el Ayuntamiento podrá demoler el edificio existente e iniciar la construcción en el solar resultante del nuevo edificio destinado a Museo del Carnaval".

Esta disposición del convenio será la que facilite la reactivación del proyecto y la agilización del mismo ya que el mismo documento reconoce que la tramitación de la cesión puede alargarse durante cerca de un año, tiempo que se habría perdido sin este acuerdo en un proyecto que ya acumula un importante retraso.

En todo caso, las administraciones dejan claro que será el Ayuntamiento de Cádiz el que ejecute las obras de demolición y nueva construcción asumiendo el "riesgo" que ello puede suponer, mientras que para la Junta las "obligaciones" se limitarán a las especificadas en el convenio de cesión del suelo y agilización de los trámites burocráticos.

La Casa Museo del Carnaval cuenta con un proyecto desde mayo de 2006, cuando los arquitectos Rafael de Giles y Francisco Javier González ganaron un concurso público. Desde entonces, hace cerca de cuatro años, nada se les ha notificado por lo que no han podido redactar el proyecto definitivo del Museo.

El diseño elaborado por ello supone levantar un edificio con 4.557 metros cuadrados y una inversión cercana a los cuatro millones de euros. El inmueble contará con tres plantas a través de las que se logrará un recorrido de la fiesta y su relación con la música, el disfraz, la calle, el Teatro Falla, sus personas y el propio Carnaval. En la última planta se incluye una cafetería, tienda y servicios.

Los autores buscan, además, integrar el Museo en la propia trama urbana, en este caso en la plaza de la Reina, ubicando en la vía pública un escenario para actuaciones callejeras.

Hace una ahora una década se constituyó la Fundación 1884 Casa Museo del Carnaval integrada por diversas instituciones públicas y privadas que, a través de varios patronos, pretendía impulsar la creación de este equipamiento. En 2001 se acondicionaron unas salas para recopilar material sobre la fiesta gaditana aunque, finalmente, lo guardado fue bien poco.

El pasado mes de septiembre los arquitectos ya tenían claro que el Museo difícilmente iba a estar terminado para el 2012.

El convenio donde se incluye el desarrollo del Museo del Carnaval afecta también a otros equipamientos de la Junta en la ciudad. Se pretende con el mismo incluir en el nuevo PGOU todo el plan de necesidades que en cuanto a oficinas tiene la administración regional en la capital, lo que facilitará su desarrollo. Entre estas operaciones destacan las que se quieren realizar en el edificio de la antigua Escuela Náutico Pesquera, en los edificios de la plaza de Mina, en el solar donde se levantará la Ciudad de la Justicia y en los terrenos donde se encuentra la Residencia de Tiempo Libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios