Universidad Nombramiento académico.

Asano, colmado con su distinción

  • La UCA invistió ayer Doctor Honoris Causa al científico que es considerado el padre de la reutilización del agua. El homenajeado calificó tal reconocimiento como "el mayor honor de mi vida"

Comentarios 1

Segundos antes de ser investido Doctor Honoris Causa de la Universidad de Cádiz, recurrió a su fuente, el agua. Primero bebió de ella y después, tras el nombramiento, la exprimió en su discurso de agradecimiento. El investigador de origen japonés Takashi Asano (Sapporo, 1937) recibió ayer esta alta distinción de la institución académica gaditana por sus méritos no sólo científicos, sino también personales y humanitarios, como resaltó en la laudatio su padrino, el catedrático de Ingeniería Química de la UCA José María Quiroga.

"El profesor Asano es un benefactor de la Humanidad por sus aportaciones en el campo del agua. Para mí, es como un sueño estar hoy aquí presentando a nuestra comunidad a este investigador, considerado el padre de la reutilización de aguas, por cuyas aportaciones en este campo recibió el premio Estocolmo del Agua en el año 2001", expuso su discípulo, como el propio profesor Quiroga se calificó. Asimismo, destacó "su altísima calidad humana" que resumió en la frase: "¿hay algo más hermoso que luchar para dar de beber a las personas?". Y también alabó "su compromiso con el desarrollo social", dada "su entrega para liberar esa agua que todavía encadena a tantos pueblos del Tercer Mundo".

Tras esta introducción, el rector, Diego Sales, hizo entrega "al más insigne científico que he tenido el honor de conocer" del birrete, el Libro de la Ciencia, el Anillo de la Antigüedad, la medalla y los guantes de la Universidad de Cádiz. Y también recibió el aplauso del centenar de personas que asistió a este solemne acto en la Escuela de Enfermería y Fisioterapia de Cádiz.

Takashi Asano se valió del inglés para agradecer el nombramiento de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Cádiz, "el mayor honor de mi vida", dijo. Y bromeó sobre que tal distinción se concedía a una persona "que estudió aguas residuales durante 40 años". "Pero ha sido como pan y aceite de oliva para mí en mi investigación y carrera profesional durante todos estos años", añadió.

Asimismo, el profesor de la Universidad de California recordó su visita a Chiclana de la Frontera en 2001: "Gracias a la amable invitación de la Universidad de Cádiz, pude visitar la primera experiencia piloto para la reutilización y recuperación del agua construida en España usando una osmosis inversa".

Con su inclusión en el Claustro de la institución académica gaditana, "la comunidad universitaria de Cádiz se hace más grande y más digna", manifestó Sales una vez concluyó su discurso el homenajeado.

Ya en la desembocadura del acto, el rector sacó a flote el célebre adagio oriental de "cuando bebas agua, acuérdate de la fuente". Una sentencia que, apuntó, "Takashi Asano hizo suya hace muchos años, pero no se quedó en el territorio de la retórica vana o de los buenos pronunciamientos. Hizo de este cuestionamiento una filosofía de vida y proyectó todos sus esfuerzos intelectuales y científicos en una dirección que ha deparado grandes aportaciones en el ámbito de la reutilización del agua y de las tecnologías del medio ambiente".

El décimo octavo Doctor Honoris Causa de la Universidad gaditana quedó colmado con estas palabras y con los posteriores aplausos de los asistentes, entre quienes se encontraba el director general de Universidades de la Consejería de Innovación, Antonio Sánchez Pozo. El himno universitario por excelencia cerró esta fluida ceremonia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios