Arrancan las obras de una de las dos grandes torres del segundo puente

  • La maquinaria necesaria para iniciar los trabajos llegará hoy al Muelle de la Cabezuela

Comentarios 5

El Ministerio de Fomento inicia hoy los trabajos para la construcción de una de las dos grandes torres del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz. Será la pila trece y se levantará en tierra, en el extremo del Muelle de la Cabezuela. La otra gran torre, la número doce, se levantará en aguas de la Bahía de Cádiz.

Según los planes previstos por Fomento, a lo largo del día de hoy llegará hasta la zona de actuación toda la maquinaria necesaria para ejecutar los trabajos e iniciar así la excavación. Hasta la semana pasada, varios técnicos de la empresa Dragados, adjudicataria de las obras, han trabajado en la construcción de la península que servirá de base para la primera pila del puente, en el extremo de Cádiz, junto a la glorieta de Astilleros. Sin embargo, ésta comenzará a construirse en un plazo aproximado de dos semanas.

Las dos grandes torres de la plataforma, de las que colgará el nuevo puente, corresponden a las pilas doce y trece. La primera en mar y la segunda en tierra, éstas serán idénticas salvo en su parte inferior pues, mientras la que se levantará sobre el agua tendrá una altura de 187,1 metros, la que comenzará a construirse esta semana alcanzará los 181,24 metros. De perfil, ambas tendrán una franja constante de cuatro metros con una base en forma de trapecio. Según el proyecto de la futura plataforma, redactado por el ingeniero navarro Javier Manterola, la pila trece constituye el apoyo fijo del dintel y se soporta sobre un total de 56 pilotes de dos metros de diámetro. A partir de este punto, las dos grandes torres son iguales. Ambas constan de un primer tramo en forma de diábolo de 85,76 metros de altura con 42 metros de ancho que sirve para dejar paso al tablero.

La parte superior de las dos torres es la más importante, pues allí se anclan los tirantes; desde cada una de ellas saldrán un total de 88 tirantes. Además, desde el tablero del puente hasta la parte superior de la torre trece se instalará un ascensor que trepará por el interior de la pila hasta su extremo más alto, donde se construirá -al igual que en la pila doce-, una urna de cristal con un gran proyector de luz que ilumine la Bahía gaditana. Además de estos dos puntos especiales de luz, el proyecto diseñado por Javier Manterola incluye también iluminación ornamental desde el inicio del puente, en el extremo de la glorieta de Astilleros, y la torre trece. También los 88 tirantes de cada una de las torres, cada uno con triple protección, proyectarán luz.

Para llevar a cabo la construcción de la torre trece, los técnicos de Fomento deberán primero demoler parte del pavimento del muelle de La Cabezuela, construir los pilotes y el encepado. Posteriormente, comenzarán las obras de la torre mediante el encofrado trepante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios