Arenas reafirma el apoyo del PP al Bicentenario

  • Los populares celebraron ayer un homenaje a la Constitución

El presidente andaluz del Partido Popular y candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía en las elecciones del próximo mes de marzo, Javier Arenas, reiteró ayer el compromiso de su formación política, "tanto en el gobierno de la nación como en el gobierno de Andalucía", para "llevar a buen puerto" la celebración del Bicentenario de la Constitución de 1812 "si los ciudadanos nos dan su confianza". En un acto celebrado al mediodía en la plaza de España de la capital gaditana, Arenas afirmó que "Cádiz se merece el Bicentenario" y se mostró seguro de que esta efeméride "va a deparar a Cádiz muchos éxitos".

De esta forma, el candidato a la Junta reafirmaba su compromiso y el de Mariano Rajoy si alcanza la presidencia del Gobierno de impulsar la celebración del Bicentenario. El acto se desarrolló ante el monumento de La Pepa como homenaje a la Constitución de 1978 (que el pasado jueves cumplió 29 años) y a él asistieron representantes, militantes y simpatizantes del Partido Popular, que en total alcanzaba poco más del medio centenar de personas. Entre ellos estaban el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz; los diputados Jesús Mancha y Aurelio Sánchez; la parlamentaria María José García Pelayo; o los alcaldes de El Puerto de Santa María, Enrique Moresco, y de La Línea, Juan Carlos Juárez. También estuvo, lógicamente, la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, acompañada por todo el equipo de gobierno a excepción de José Loaiza, Vicente Sánchez, Juan Antonio Guerrero y Ana Mestre.

Antonio Sanz fue el encargado de abrir el acto, asegurando que "el futuro de Cádiz y el Bicentenario están unidos", por lo que animó a "aunar esfuerzos" de cara a la organización del 2012, lo cual "no es cosa de partidos", aunque a renglón seguido manifestó que la provincia "ha sido la gran olvidada de los gobiernos socialistas".

Por su parte, Teófila Martínez repasó la importancia de lo ocurrido en Cádiz en 1812, "donde el español empezó a dejar de sentirse súbdito del poder absoluto del rey y se supo dueño de sí mismo y de sus destinos". De cara a este acontecimiento, animó a no perder tiempo. "Cada jornada debe servir para hacer cuenta rasa de las tareas realizadas así como de nuevos diseños por realizar". El acto, que duró apenas veinte minutos, concluyó con las donaciones del PP andaluz de un grabado del Oratorio y un documento histórico a la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios