Ana Fernández: "La única medida que tomó el PP fue cerrar el albergue seis meses sin dar alternativa"

  • La concejala de Asuntos Sociales asegura que la derecha de esta ciudad "vuelve a unirse en un acto de cinismo"

La concejala de Asuntos Sociales, Ana Fernández, ha afirmado hoy que la derecha de esta ciudad "ha vuelto a unirse en un acto de cinismo brutal" en su habitual ejercicio "de criticar absolutamente todo lo que se desarrolle en la Fundación municipal de la mujer, por el simple hecho de desarrollarse aquí".

Ana Fernández ha salido al paso de las críticas realizadas por la concejala del Partido Popular, Mercedes Colombo y de Ciudadanos, María Fernández Trujillo a quienes ha acusado de atacar cualquier iniciativa que se desarrolle en el centro de la mujer. Fernández ha negado rotundamente que la Fundación pierda su sentido de ser "ya que en este edificio además de la delegación de Mujer también se encuentran las delegaciones de Enseñanza, Salud y de Memoria Democrática" y lo que se hace es optimizar los recursos municipales.

Sobre la iniciativa de abrir este centro a las Personas Sin Hogar durante la tarde para que puedan resguardarse de las bajas temperaturas, Fernández ha señalado que "desde Asuntos Sociales se ofrecerá la posibilidad de hacer horas extraordinarias a los trabajadores siempre que lo considere necesario. Así lo hemos hecho ya para acabar con la lista de espera que el PP nos dejó con usuarios esperando a ser valorados para recibir la ayuda del servicio a domicilio desde 2010".

En cuanto a la atención de personas sin hogar, la concejala ha incidido en que desde Asuntos Sociales "se ha solicitado a la Fundación de la mujer su uso temporal como edificio municipal que es, y no tiene ningún sentido ni que esto deba pasar por el Consejo Rector de la Mujer, como pasa con aspectos relacionados con otras delegaciones".

La edil ha reprochado a Mercedes Colombo "su absoluto cinismo" con el colectivo de Personas Sin Hogar "ya que si de verdad les hubiera importando algo hubieran creado algún recursos para atenderles en estos 20 años y no tendríamos que tomar medidas de urgencias como éstas". Así, se ha cuestionado "qué clase de atención pensaban dar al colectivo cuando cerraron el albergue municipal durante seis meses sin ofrecer alternativas, ni a las personas sin hogar ni a los trabajadores del albergue".

A diferencia de los 20 años en "los que no hicieron nada por este colectivo, en dos años hemos puesto los cimientos y vamos avanzando poco a poco en mejorar la atención de estas personas con medidas como el padrón municipal, el estudio socio sanitario que estamos realizando, el plan de inclusión que próximamente se presentará a la Mesa de Personas sin hogar y el centro de Baja Exigencia cuyo proceso de licitación se encuentra en su recta final". "Esto sí es una apuesta clara por la integración de las personas sin hogar y no el puro cinismo que derrocha la derecha de esta ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios