Un grupo de Amas de Casa exige la dimisión de su junta directiva

  • Su presidenta no deja su cargo a pesar de la moción de censura que pesa sobre ella

Malos tiempos corren para la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios Virgen de la Paz ya que la concordia parece haber desaparecido.

Un gran grupo de sus miembros exige la "inmediata" dimisión de su presidenta, Josefa Lobón, y su junta directiva. Los motivos, según el grupo, vienen respaldados por un listado con 80 firmas que se suma a una votación interna, que dio como resultado una moción de censura con la que la dimisión de Lobón debería haber sido cuestión de días. Pero según el grupo que pide su marcha, siguen a la espera de que se celebre la asamblea de despedida.

Sobre los motivos, este grupo de mujeres alude a una serie de irregularidades que han afectado seriamente al funcionamiento de la propia asociación. La colocación, según una de sus portavoces, "a dedo" de un secretario "que coincide que es su hijo", ha sido la gota que colmó el vaso en una historia de despropósitos que hace temblar los cimientos de esta asociación que siempre brilló por su buen hacer.

"Hace años llegamos a ser hasta 800 miembros y a día de hoy somos poco más de 300 y ella es la culpable de parte de esto". La presunta colocación a dedo de un familiar en la nómina de empleados de la asociación se une a otros motivos que han llevado a este grupo de mujeres a pedir la dimisión de Josefa Lobón.

El malestar se agravó también con una denuncia por acoso que finalizó con una orden de alejamiento entre el secretario y el marido de otra de las trabajadoras de la entidad. "Echamos de menos las conferencias, los viajes, los concursos gastronómicos, las exposiciones, la tuna, las cruces de mayo...", según proclaman.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios