Alberto Ramos sitúa en Cádiz la primera batalla de la Guerra de la Independencia

  • Los gaditanos declararon la guerra a Francia y obligaron a rendirse a una escuadra gala

Comentarios 6

Alberto Ramos Santana, catedrático y director del Departamento de Historia Moderna y Contemporánea de la UCA, con su conferencia La primera batalla de la Guerra de la Independencia: Cádiz, junio de 1808, situó en la capital gaditana el primer enfrentamiento del conflicto bélico con Francia, que se inició en 1808 y terminó seis años más tarde.

En su intervención, que se incluye en el ciclo organizado por la Diputación con la colaboración de la UCA, aludió a la pretensión del general Dupont de unir por tierra las tropas de Napoleón con una escuadra francesa, al mando del almirante Rosilly, surta en la Bahía gaditana.

Ramos apuntó que tras conocer los sucesos del 2 de mayo en Madrid aumentó el malestar entre los gaditanos, que el 26 de ese mes pidieron al gobernador de Cádiz y capitán general de Andalucía, Francisco Solano, que se uniera a la insurrección de Sevilla, siendo asesinado tres días después por su negativa y la acusación de afrancesado.

El 31 de mayo, según el catedrático, el ciudadano Antonio Fernández sugirió que para acabar con la insurrección se jurase a Fernando VII y se declarara la guerra a Francia, lo que se llevó a la práctica.

Por último, el 9 de junio, tras pedir la rendición a la escuadra gala, se inició un ataque a los barcos desde el Trocadero, la Carraca y Puntales que obligan a capitular al almirante Rosilly, a la vez que unos 4.000 franceses son hechos prisioneros y muchos de ellos trasladados a las islas Canarias.

El ciclo se enmarca en el programa de la Cátedra Doceañista de la Diputación 1810-1812, inserta en la Red de Cátedras Constitución 1812 de la UCA, y han participado en el mismo los profesores Jean-René Aymes, de la Universidad de París III, y Rafael Sánchez Mantero, de la de Sevilla, que abordaron también el conflicto en su bicentenario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios