carnaval

Menos frío, cero molestias

  • Unas 450 personas estaban en la cola cuando se abrieron las taquillas para las entradas del COAC en el debut de San Felipe Neri como lugar de venta

Ricardo, un aficionado gaditano que fue el primero en conseguir esta ristra de entradas. Ricardo, un aficionado gaditano que fue el primero en conseguir esta ristra de entradas.

Ricardo, un aficionado gaditano que fue el primero en conseguir esta ristra de entradas. / joaquín hernández 'kiki'

Comentarios 7

Resguardados bajo un techo pasaron la noche los aficionados que esperaban junto a las pistas deportivas de San Felipe Neri la apertura de las taquillas para comprar entradas de la fase clasificatoria de adultos del Concurso de Agrupaciones 2018. Los primeros en la cola eran viejos amigos. Hay confianza después de tantos años de mantas y sillas de playa. Tanto es así que se respetaron los turnos de los que el día antes se habían apostado ante el Baluarte de la Candelaria. "Nos conocimos hace dos años cuando la vuelta de Martínez Ares", decía la puertorrealeña Carmen Mateos, la primera de la fila llamada por sus compañeros La Khaleesi, en homenaje a la madre de dragones de la serie Juego de Tronos. Vamos, una líder respetada. Carmen iba a comprar entradas para cinco funciones. "Las del Canijo, Santander, Subiela, Ares y Javi Aguilera", comentaba. La número dos, Miriam Cepillo, sevillana de la zona de Santa Justa, iba sólo por las comparsas de Tino Tovar, Subiela, Aragóm y Martínez Ares. "Y no vengo más porque al día siguiente trabajo, que si no me sacaría el abono", explicaba.

A algunos de los aficionados no les habían caído bien las palabras de la concejala de Fiestas, María Romay, que el día antes calificó de "llamativo" que las personas que estaban haciendo cola sin haberse anunciado el lugar de venta no fueran de la ciudad "ya que los gaditanos entienden y saben que se anunciará con tiempo suficiente". "No ha sido así, con tiempo. Y los aficionados de fuera llenamos luego los festivales donde cantan las agrupaciones de Cádiz y dejamos estos días de cola dinero en la ciudad", se atrevía a asegurar Mari Mateo, de Marchena (Sevilla). Se consideraba "arista" desde que tiene uso de razón. "Tengo tatuada una frase de 'Los cobardes' y el gorro en un brazo, pero no lo enseño porque hace mucho frío", destacó. Su amiga Paloma García, a su lado, tiene el mismo tatuaje, aunque precisaba que "soy un poco más de Juan Carlos, pero los dos son mi debilidad".

A las diez en punto la Policía Local daba la orden de iniciar la venta. Curiosamente no fueron las dos primeras de la cola las que obtuvieron las entradas. En las casetas que sirvieron para la Olimpiada Marianista se atendían a la vez a varias personas y fue Ricardo, un joven gaditano, el primero que se hizo con las localidades. También, cómo no, para ver a la mayoría de las comparsas punteras. Este aficionado valoró positivamente el lugar de venta. "Hemos estado muy bien resguardados del frío y la cola, bien organizada", reconoció.

A la hora de apertura de las taquillas había en la cola unas 450 personas. El colegio San Felipe Neri se estrenaba en una larga lista de lugares donde se han vendido las entradas del Concurso. Allí los que esperaban pasaron menos frío y no se molestó a los vecinos. Quizás el Ayuntamiento haya encontrado un sitio ideal para el futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios