Las batallas lúdicas del Doce

  • Dos gaditanos han diseñado y creado un ajedrez con piezas representativas del ejército napoleónico y del pueblo español · La Diputación Provincial obsequiará con este juego a autoridades que visiten Cádiz

El ejército napoleónico y el pueblo español aún tienen batallas que librar. En el siglo XXI vuelven a enfrentarse sobre un tablero, el del juego que mejor simboliza la guerra: el ajedrez. Los impulsores de estas lúdicas batallas son dos gaditanos: el diseñador Juan José Domínguez Reyes y el asesor histórico José Joaquín Rodríguez Moreno, que han rastreado la Guerra de la Independencia con el fin de capturar a personajes de ambos bandos y convertirlos en singulares trebejos de escayola.

Sobre un tablero que simula estar enlosado con baldosas blancas y celestes, Napoleón Bonaparte asume el papel de la pieza más importante, la del rey. Su segunda esposa, María Luisa de Austria, se coloca, como reina, a su derecha. A la izquierda del emperador francés, su hermano José Bonaparte lucha como alfil y también ostenta ese cargo el mariscal francés Claude Victor. Como caballos franceses, dos húsares del ejército de Napoleón. Como torres, dos cañones. Y los peones están representados por soldados, idénticos los ocho. 

En el otro extremo del cuadrilátero, el papel de rey lo asume el diputado de las Cortes Agustín Argüelles. El de reina, la escritora Francisca Larrea (Doña Frasquita). Los alfiles españoles son el Duque de Alburquerque y un obispo. Los caballos, guerrilleros. Las torres, unas simpáticas gaditanas con el pelo lleno de tirabuzones y bombas en sus manos. Y los peones son esos hombres y mujeres voluntarios que jugaron un importantísimo papel en la defensa de Cádiz. 

La idea de este artesanal ajedrez surgió el pasado año. Lo recuerda José Joaquín: "Asesoré al Ayuntamiento para la realización de la Gymkana del 12 y también a la Oficina del Bicentenario de la Diputación para la serie de cómic '12 del Doce', y tras esas colaboraciones me puse a pensar en un juego vistoso relacionado con el Doce pero que no precisara de una gran organización. Juan José ya había diseñado y creado un ajedrez con piezas que representan a guardias civiles y a gitanos, así que decidimos hacer algo parecido pero con figuras representativas de 1812".

Seleccionar a esos personajes  les llevó numerosas horas. Después vinieron los bocetos, luego los primeros trebejos... y también un acuerdo con la Diputación Provincial. "Presentamos nuestro proyecto a la Oficina del Bicentenario de esa administración y fue bien acogido. Nos han encargado varios tableros con la intención de regalárselos a las autoridades que visiten nuestra ciudad, como un obsequio relacionado con el Bicentenario de la Constitución de 1812. Para este año nos han pedido tres cajas del Ajedrez de 1812 y conforme se acerque la efemérides la cifra irá aumentando", sonríe Juan José.

En la realización de cada tablero y sus 32 piezas caracterizadas invierten unas 60 horas. Las figuras están elaboradas con escayola de dureza tipo cuatro y son vestidas con pinturas acrílicas. La caja que sustenta al tablero y en cuyo interior se pueden guardar los trebejos es de madera y está decorada con  estaño y latón. Y el propio tablero es de escayola. Además, la caja incluye un libreto con una breve reseña de los personajes del ajedrez, con el fin de que sus futuros propietarios descubran de una forma amena y rápida quiénes eran.

El acuerdo al que José Joaquín y Juan José han llegado con la Diputación Provincial no impide la comercialización de este producto, que puede adquirirse por un precio de 400 euros y a través de la web www.thepilotdog.com

"Son muchas las actividades que se están haciendo y se van a hacer para la conmemoración del Bicentenario, pero hay que pensar en actividades que lleguen a todo el mundo y que tengan, por qué no, un componente lúdico", propone el asesor histórico.

03153017

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios