El Rey llama a mejorar el diálogo con Latinoamérica en la Cumbre de Cádiz

  • Juan Carlos I difunde un mensaje sobre la cita gaditana, de la que espera que la comunidad iberoamericana salga más unida · El Monarca está empeñado en que la reunión de este año no pase desapercibida

Comentarios 4

El rey Juan Carlos I de España se ha empeñado en que la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Presidentes de Gobierno que se celebrará en Cádiz los días 16 y 17 de noviembre no se convierta en una más, sino que signifique un fuerte impulso a este encuentro que el pasado año en Asunción (Paraguay) escenificó uno de los mayores fracasos desde su creación.

En un mensaje difundido a través de la página web de la Cumbre, el Rey llamó a mejorar el diálogo y la cooperación entre países con motivo de esta cumbre. "Este encuentro llega en un momento de importantes transformaciones para Iberoamérica como resultado de su dinamismo económico, su profundización democrática y los avances en la integración regional", señaló ayer el Rey en dicho mensaje institucional.

Tras la ausencia de 11 líderes en la reunión de Asunción, España ya tiene asegurados a todos los presidentes salvo los de Cuba y Venezuela, Raúl Castro y Hugo Chávez respectivamente, que en el caso de que no vengan a Cádiz los representarán sus ministros de Exteriores.

"Es intención de España como anfitriona dar un impulso renovado a las cumbres y reforzar la relación entre todos nuestros países, reconoció el Rey, que en los últimos tiempos ha multiplicado los mensajes públicos tras haber recibido críticas por los asuntos que han salpicado a la Familia Real: "Queremos que de Cádiz todos salgamos más unidos como comunidad, mejorando los mecanismos de diálogo entre nosotros e incrementando la integración y la cooperación entre nuestros gobiernos", aseguró.

Uno de los temas que se pondrá sobre la mesa durante la Cumbre será la seguridad jurídica en países latinoamericanos que España reclama para sus empresas, cada vez más centradas en los mercados emergentes para sortear la crisis, después de que Argentina expropiase la petrolera YPF a la española Repsol.

España espera asimismo que la Cumbre sea la ocasión perfecta para encontrar posiciones comunes de cara a actuar de una manera coordinada ante foros como el G20.

"En el mundo globalizado en que vivimos, animo a proseguir en la búsqueda de intereses compartidos y a aprovechar nuestras numerosas ventajas como comunidad" formada por 600 millones de personas, subrayó Juan Carlos I.

"Los jefes de Estado y de gobierno de los países iberoamericanos tenemos una cita con la historia" en Cádiz, ya que en esta ciudad se alumbró la Constitución de 1812, la tercera que se redactó en el mundo y en cuya elaboración participaron 52 diputados procedentes de América. "Hace 200 años muchas de nuestras naciones comenzaron una nueva etapa de la historia como pueblos y estados soberanos", recordó. Así, concluyó diciendo que "dos siglos después tengo la seguridad de que desde Cádiz podremos ver también cómo reforzamos juntos el proyecto iberoamericano partiendo de los mismos principios que se defendieron entonces: los valores democráticos, la libertad, la igualdad y el progreso".

03153017

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios