la corredera

Canguelo

Antonio / Morillo | Actualizado 17.01.2012 - 01:00
Share
ESO es lo que hay, canguelo, un canguelo generalizado, que tiene a la gente desazonada, diciéndolo educadamente, pues si no sería algo parecido a acongojada. Yo creí que la palabrita era sólo expresión de nuestra tierra, ya que es muy corriente que cuando alguien está asustada, se le suele decir ¡tienes un canguelo encima, que te caes! Pero no, es palabra castellana de la RAE, sinónima de miedo o temor. Pero canguelo, hasta fonéticamente lo expresa mejor, porque tener canguelo, es diferente a temor o miedo, es simplemente canguelo, una cosa que entra y que tiene a la criatura desfondada, sin ánimos de nada, hecho una piltrafa. Entre dos enfermos, uno con canguelo y otro sin él, se muere el primero.

Pues sí, a cuenta de la crisis y de los aspavientos la gente tiene canguelo y así no vamos a ninguna parte. Porque una cosa es que el asunto vaya mal, y otra que el canguelo prive a sus anchas por todas partes. Una cosa es estar apretado, en situación precaria, apretándose el cinturón y otra, meterse en la cueva esperando que pase el chaparrón. El que puede meter un empleado, no lo mete, el que piensa abrir un negocio, se para, el que quiere ampliar la tienda, se espera, el que quiere hacer una obrita, lo deja para más tarde…y así.

Yo veo bien que se diga al respetable, que hay que contribuir más, que hay que acortar gastos, que hay que suprimir lo superfluo, todo eso está bien. Pero echo de menos la moralina. Echar coraje, decir y pregonar que ¡adelante! ¡ ánimos! ¡ que saldremos! En latín era ¡ alea iacta est! y ¡audaces fortuna iuvat! Aquí, entre nosotros, lo de "la moral del Alcoyano" que perdiendo por ocho a cero y faltando diez minutos, luchaban con los dientes para empatar el partido.

El dinero es cobarde, siempre se ha dicho. Y huye cuando ve las barbas del canguelo. No se trata de engañar ni falsear la situación, sino de dar ánimos y esperanza. Lo que en un partido hace el entrenador, concienciar a los jugadores y mentalizarlos, aun cuando tiene en frente a un contrario superior. La sociedad entera, a lomos de las noticias, se está volviendo experta en economía, pero está cayendo en un canguelo de narices.
0 comentarios
Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario