"El Gobierno ha recortado incluso la primavera"

  • En Sanlúcar, las medidas de ajuste y la reforma laboral de Rajoy pesan más que las críticas a la Junta a la hora de votar

Comentarios 0

PLAZA del Cabildo y del cabildeo. Quintaesencia del ir y venir en la vida cotidiana de Sanlúcar de Barrameda. Lugar y momento para pegar la hebra con jubilados y pensionistas. Y la conclusión es fácil de apreciar: las elecciones del día 25 son andaluzas, pero la temática que más ocupa y preocupa las conversaciones es el conjunto de ajustes, recortes y reformas que el Gobierno de Rajoy ha decidido en menos de tres meses. Por lo que hemos percibido en la localidad gaditana, de 65.000 habitantes, con un alto porcentaje de población en paro o en economía precaria y/o sumergida, el interés por los candidatos andaluces y por los  temas andaluces ha quedado aplastado bajo la importancia de lo que cada viernes alumbra el Consejo de Ministros, y bajo lo concerniente al binomio reforma laboral / huelga general. 

Antonio Bobillo, de 68 años, ha estado dedicado a la marina mercante, y ahora trabaja en la cocina de un restaurante de Sanlúcar para acrecentar su escasa pensión de 700 euros. "El panorama es muy preocupante. Rajoy, en su campaña electoral, dijo muchas tonterías, y ahora lo está cambiando todo. Están subiendo la gasolina y la luz. Nuestras pensiones pierden poder adquisitivo. Y encima posponen la edad de jubilación hasta los 67 años".

"¿Sabe por qué estoy trabajando en un restaurante de Bajo Guía? Porque la pensión es muy escasa. Mi mujer no cobra nada. Echo mis ocho horas. Si sigue subiendo la gasolina, voy a tener que dejar el coche encerrado en mi casa". Antonio Bobillo no tiene reparos en manifestar públicamente su voto: "Votaré el PSOE. Si Arenas entra en la Junta, vamos a estar todavía peor. Ahora, ha bajado mucho la afluencia a los bares y restaurantes. Ya no hay llenazos en Bajo de Guía ni en la Plaza del Cabildo. Y los restaurantes colocan a chavales para que  les trabajen solo cuatro horas. Si se llevan muchos años trabajando así, cuando les llegue la hora de la jubilación, tendrán muy poca asignación".

"¿Y urdangarín...?"

Carmen Moreno, pensionista de 69 años. "A los pobres y a los obreros les están quitando de todo. Y otros se lo llevan calentito. Que si el Urdangarín, que si el de Valencia, que si el de Barcelona. Hasta el de la Junta de Andalucía. A Rajoy le dimos el voto en noviembre porque queríamos el cambio. Pero lo está recortando todo. Hasta la primavera ha recortado, porque no llueve. Mientras tanto, en mi familia, un hijo con la carrera de ingeniero químico está trabajando en atención telefónica para vender baberos. Otro hijo con carrera está en el Mercadona. Las dos hijas están trabajando en Cataluña en las empresas de los suegros".

Para Carmen Moreno, "la gente está muy desmoralizada. Decían que iba a haber un cambio y cada  vez vamos a peor". Su hermana Lourdes tiene 56 años, cobra una pensión de viudedad. De sus tres hijos, el mayor trabaja y los otros dos estudian. "Pido que los políticos se recorten a sí mismos".  Otra hermana es María Dolores, de 57 años, es ama de casa.  "Se nota en las calles la tristeza. Antes estaba todo lleno. Ahora no hay dinero".

"¿cómo pago  la  luz?"

Con ellas está  Rocío Marín, sanluqueña de 43 años. Trabaja en una empresa de limpieza y cobra 400 euros al mes. "Mi marido está parado y ya no tiene derecho a ayuda. Uno de mis hijos se ha tenido que meter a marinero. Antes ingresaba al mes unos dos mil euros, y ahora logra a la semana ciento y pico de euros.  Los grandes empresarios están abusando de los trabajadores. La situación de mi familia es tremenda. No es vivir, es sobrevivir. Como para confiar yo en algún político. Mi problema no lo va a solucionar ni el PP ni el PSOE. Que se recorten ellos. Con tanta gente que no tiene para comer, no pueden darse esos sueldazos en el Parlamento. Ellos no notan un pequeño recorte. A mí me recortan cien euros y no puedo ni pagar la luz. La reforma laboral va a influir mucho en el voto en Andalucía, la gente está en contra porque son los trabajadores quienes sacan adelante a un país".

Manuel Espinar Reyes es un sanluqueño de 72 años. Jubilado tras una vida laboral como albañil. "Tengo de pensión 763 euros". Es pesimista ante lo que se avecina. "Creo que ningún gobierno puede arreglar absolutamente nada, ni el socialista, ni el popular. España está en quiebra. Mientras Europa no inyecte más dinero a los bancos, estaremos perdidos".

La posibilidad de pagar por la asistencia médica o faramedicina  también  se ha convertido en un tema que proyectan a la cita con las urnas andaluzas. "Yo tomo por la mañana ocho pastillas, tengo azúcar, colesterol, etcétera.  Y mi mujer está igual. Ahora no pago dinero por esos medicamentos, pero si ordenan que se dé un euro por cada  medicamento recetado, me lo ponen muy difícil".

Esta es su apostilla: "¿Dónde están en Andalucía las fábricas y las industrias que den mucho empleo? Esté quien esté en el poder, habrá corrupción. Muchas veces la cometen personas que no tienen necesidades apremiantes".

más noticias de ELECCIONES ANDALUZAS 2012 Ir a la sección Elecciones Andaluzas 2012 »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios