Los sindicatos apremian a Educación a activar sus compromisos económicos

  • Los gastos en enseñanza no universitaria en relación con el Producto Interior Bruto han crecido 0,2 puntos desde 2001, según CCOO · El sindicato sitúa la inversión actual en el 3,67% del PIB

La nueva consejera de Educación, Teresa Jiménez, inicia la legislatura con un mal dato que se desprende del nuevo informe elaborado por el Ministerio de Educación, Las cifras de la educación en España. Éste vuelve a dejar a Andalucía a la cola del país en el gasto público por alumno. Se invierte menos que el resto del Estado en las escuelas, 4.211 euros frente a los 5.299 de la media nacional, aunque los datos de este informe son de 2005. Jiménez respondió ayer a la cifra acudiendo a otro baremo, el porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) que se dedica a educación, para justificar el esfuerzo inversor que realiza la Junta en la enseñanza pública. "Somos la tercera comunidad que más invierte de su PIB en Educación, un dato tan legítimo como otros para definir el reto de la calidad", expuso la consejera en Sevilla tras reunirse con el secretario general de la UGT de Andalucía, Manuel Pastrana. La responsable de Educación también aludió a la juventud de la población andaluza para explicar el dato del Ministerio, además de garantizar que los presupuestos de su departamento seguirán creciendo los próximos años.

No dio más cifras Teresa Jiménez, ni las facilitó luego su Consejería cuando se solicitaron. Tanto el PP como IU consideraron ayer que la inversión en Educación en Andalucía ronda el 4,5% del PIB. El sindicato CCOO estimó que la Junta dedica a la enseñanza no universitaria un 3,67%, frente al 3,47 que se dedicó en 2001. Este sindicato señaló que desde 2005 el incremento del presupuesto ha sido de un 34%.

"También es cierto que tenemos un PIB más bajo respecto a otras comunidades, por lo que no habría que limitar la valoración de la inversión en educación a esta referencia", consideró José Blanco, el secretario general de la sección de educación de CCOO, fuerza mayoritaria en este sector junto a UGT.

Los dos sindicatos coincidieron en que la inversión andaluza continúa siendo baja, aunque al mismo tiempo reconocieron el esfuerzo realizado por mejorar la situación y vieron con optimismo el volumen inversor comprometido con la Ley de Educación (LEA), un 35% más de presupuesto en cuatro años. La norma aprobada en diciembre compromete en esta legislatura dedicar a institutos y escuelas 1.175 millones de euros. Entre otros asuntos, propone la incorporación de 15.019 maestros y profesores; establece la incorporación de la lengua extranjera en el último curso de Infantil y en el primer ciclo de Primaria; además de la reducción del número de alumnos por aula en centros que presenten problemas de tipo sociocultural, concretamente de 25 a 20 alumnos en los colegios y de 30 a 25 en los institutos.

"Es peligroso utilizar como única moneda para mejorar los resultados escolares los presupuestos", expuso Juan Carlos Hidalgo, de UGT. Las fuerzas sindicales, por tanto, llaman a la Consejería a "motivar, pero no exclusivamente con dinero, al profesorado". "El reto no ha de ser sólo lograr el incremento económico, sino conseguir que ese presupuesto se destine a posibilitar un sistema de calidad inclusivo e integrador", expuso el portavoz de CCOO.

Los dos grupos de la oposición también reclamaron a la Junta más dinero para los colegios. Antonio Sanz, el secretario general del PP-A, relacionó los datos publicados por el Ministerio de Educación con la alta cifra de fracaso escolar, el abandono prematuro de las aulas y el absentismo. "Andalucía no puede seguir por este camino de una inversión tan baja y ridícula en educación, lo que debería provocar la vergüenza de sus gobernantes", manifestó.

"No se puede conseguir un buen sistema educativo sin invertir lo suficiente, y ahí está uno de los grandes errores, quizás el mayor de ellos", consideró el diputado de IU Ignacio García. Éste reclamó que la inversión en esta materia suponga el 7% del PIB. El gasto público total en educación en relación con el PIB en España en 2004 fue el 4,25% y la media de los 27 países de la UE se situó en el 5,07%, según Eurostat.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios