Un taxista escapa de un secuestro chocando con un control de la Guardia Civil

  • Los agentes detienen a tres de los captores, de nacionalidad rumana, mientras que un cuarto permanece huido

Comentarios 17

Un volantazo en el taxi libró este fin de semana al conductor José Ángel Ortega de un secuestro que se prolongó durante horas y que lo llevó desde Jaén hasta Santa Cruz de Mudela, en Ciudad Real. Allí, la víctima de este secuestro originó un accidente contra dos patrullas de la Guardia Civil que le permitió salir de este cautiverio. Logró escapar, aunque con dos heridas por arma blanca en la espalda y múltiples contusiones.

La madrugada del sábado al domingo cuatro jóvenes de nacionalidad rumana montaron en el taxi de Ortega en Jaén capital y le pidieron que los llevase hasta Torredelcampo. Una vez llegaron al destino le dieron un puñetazo y lo metieron en la parte trasera del coche, donde le amenazaron con un arma blanca mientras conducían hacia Madrid por la A-4. A la altura de Santa Cruz de Mudela, el secuestrado aprovechó la presencia de un control de la Guardia Civil en la carretera para abalanzarse contra el conductor, de modo que el taxi se estrelló contra dos coches del Instituto Armado.

Los secuestradores emprendieron la huida tras la colisión, pero los agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Ciudad Real (USECIC) lograron arrestar sobre las 02:30 de la madrugada a un varón de 21 años y una mujer, de 28. Dos horas después dieron con el tercero de los captores, de 20 años de edad, y el cuarto de los secuestradores logró darse a la fuga.

La víctima, que fue trasladada al Hospital de Valdepeñas para ser atendido de sus heridas, participó ya ayer, con la cara aún magullada, en una concentración taxistas ante las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Jaén para pedir más seguridad en el sector. Allí exigieron, entre otras cosas, ayudas para instalar en los vehículos mamparas, además de reclamar que el sistema de alarma llamado taxitronic esté conectado con el Servicio de Emergencias 112, además de con la central de taxis.

El propio José Ángel Ortega tiene instalado en su vehículo el taxitronic, que se ha implantado recientemente en los taxis de la ciudad. Sin embargo, de poco le sirvió, ya que no lo pulsó hasta que llegó hasta Torredelcampo y la señal sólo está operativa en la capital. Ésa fue la respuesta del Ayuntamiento que, sin embargo, no convenció a los taxistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios