Sucesos

La llamada de un niño permite rescatar un vehículo con tres heridos en Albolote

  • El niño viajaba junto a otro menor de 16 años y a un adulto de 46, ambos aquejados de gravedad e impedidos para avisar al instituto armado de dónde se encontraban.

Comentarios 1

La Guardia Civil localizó la pasada noches de hoy en un huerto cercano a la urbanización Cortijo del Aire, en el término municipal de Albolote, un turismo accidentado con tres heridos graves, gracias a que uno de ellos, un menor de 11 años, pudo coger un teléfono móvil y avisar a su madre de que habían sufrido un accidente, según ha informado el instituto armado en una nota

El menor no sabía donde se encontraba, sólo que “habían caído a un barranco y que veía árboles”. El resto de los datos que facilitó el menor eran imprecisos, ya que no sabía si habían ido a Colomera, a Las Gabias o a La Zubia, por lo que la Guardia Civil tuvo que desplegar un amplio  dispositivo en el que participaron 6 patrullas del Subsector de Tráfico de Granada y 11 patrullas de Seguridad Ciudadana que anoche vigilaban el área metropolitana granadina.

A este dispositivo se unieron también Bomberos de Granada, Policía Local de Pinos Puente y familiares y amigos de los accidentados.

Los accidentados eran un hombre de 46 años, y dos menores de 16 y 11 años respectivamente. Los tres salieron de la localidad de El Chaparral de Albolote sobre las 23,00 horas de ayer con la intención de comprar hielo, y a la altura del kilómetro 117,900 de la A-44, en el carril de acceso a las urbanización del Cortijo del Aire se salieron en la curva y el coche cayó a un huerto cercano y volcó de lado, quedando los tres ocupantes atrapados dentro y heridos de gravedad.

El menor de 11 años, el único de los heridos que pudo moverse, cogió un teléfono móvil y llamó a su madre; su madre avisó al Centro de Emergencias de la Junta de Andalucía, el 112, y éste último pasó el aviso a la Guardia Civil.

La Guardia Civil se puso entonces en contacto telefónico con el menor para recabar detalles, pero estos fueron imprecisos, ya que los otros dos ocupantes sólo se quejaban de sus heridas y lo único que aportaron fue que habían estado en Colomera, Las Gabias y La Zubia, por lo que fue necesario desplegar un gran dispositivo para recorrer estas tres poblaciones.

La Guardia Civil estuvo en contacto permanente con el menor, y para intentar acotar la zona de búsqueda, se le preguntó si veía las luces de los prioritarios de los coches patrulla, o si escuchaba las sirenas que de forma secuencial se hicieron sonar por todas las patrullas desplegadas en el área metropolitana.

Tras averiguar que habían salido a comprar hielo y que normalmente lo compraban en la gasolinera que hay pasado el pantano de Cubillas, o bien en la que hay en la urbanización Loma Verde, junto a la A-44, las patrullas de Guardia Civil desplegadas en esa zona hicieron el recorrido lógico que podía hacer el coche, y en el puente que cruza la autovía y que da acceso a la urbanización del Cortijo del Aiere, una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico observó daños en la valla bionda y vio unas rodadas en la curva que le hicieron sospechar que por allí había caído, como así comprobaron cuando encendieron los focos del coche patrulla.

Al parecer el vehículo en el que viajaban los heridos entró a mucha velocidad en la curva, perdió el control y se despeñó unos 20 metros, luego chocó contra la valla que rodeaba el huerto, lo que amortiguó algo el impacto, y quedó volcado de lado y con las puertas bloqueadas, por lo que ninguno de los ocupantes pudo salir del vehículo.

Rápidamente los heridos fueron trasladados en ambulancia hasta el hospital de Traumatología de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios