La nueva Selectividad permite una nota final de hasta un 14

  • El alumno tiene garantizado el acceso a la universidad aprobando sólo la fase general · Una parte específica suma puntos para optar a las carreras con mayor demanda

Comentarios 22

Hay mucho que contar sobre la nueva Selectividad. Lo primero, como adelantó ayer este diario, que los titulados con un ciclo formativo de Formación Profesional competirán por una plaza con los alumnos de Bachillerato sin tener que realizar los ejercicios de la prueba de acceso. pero hay más. La Selectividad se prolongará durante cuatro días -ahora son tres- en horario de mañana y constará de dos partes: una general con carácter obligatorio y otro específica que, según se anuncia, será con carácter voluntario.

La fase general tiene por objeto valorar la madurez y destrezas básicas que debe alcanzar el estudiante al finalizar Bachillerato para seguir las enseñanzas universitarias, especialmente a lo que se refiere a la comprensión de mensajes, el uso del lenguaje para analizar, relacionar, sintetizar y expresar ideas, la comprensión básica de una lengua extranjera y los conocimientos o técnicas fundamentales de una materia. Con la específica, en cambio, se pretende evaluar los conocimientos y la capacidad de razonamiento en unos ámbitos disciplinares concretos relacionados con los estudios que el alumno pretende cursar.

Aprobando la parte general -es decir, si con la suma del 60% de la nota media de Bachillerato y el 40% de la calificación de la fase general se obtiene una calificación mayor o igual a 5-, el alumno tiene garantizado el acceso a la universidad española, que no es lo mismo que la admisión a la titulación deseada.

Para el alumno que quiera estudiar una titulación muy demandada (el número de solicitudes supere al de plazas ofertadas) se ha confeccionado una fase específica, que permitirá al estudiante sumar más puntos y colocarse en mejor posición. Es voluntaria aunque casi de obligado cumplimiento para toda aquella persona que sueñe con cursar una carrera muy solicitada.

La parte general consta de cuatro ejercicios y cada uno ofrecerá dos opciones a elegir una. Esos ejercicios son: Comentario de Texto de Lengua Castellana y Literatura. Historia de la Filosofía o Historia de España. Lengua Extranjera (alemán, francés, inglés y portugués). Y una materia de modalidad de segundo de Bachillerato. ¿Cuál? La que el alumno desee, la haya cursado o no.

La calificación de esta prueba será la media aritmética de las calificaciones de todos los ejercicios expresada en forma numérica de 0 a 10 puntos, redondeada a la centésima más próxima y en caso de equidistancia a la superior.

Sobre la parte específica, hay que señalar que el alumno se podrá examinar de todas las materias de modalidad de segundo de Bachillerato que desee. Hay intención de limitarlas a cuatro, pero aún no se ha aprobado. E igualmente hay intención de que se ofrezcan dos opciones en cada ejercicio, ya que el real decreto 1892/2008 señala sólo una.

Es importante que el alumno se examine de las asignaturas de modalidad adscritas a la rama de conocimiento a la que esté vinculada la carrera a la que quiere acceder, ya que así tendrá preferencia. Un ejemplo: un estudiante que quiera cursar Enfermería debe tener en cuenta que es un grado adscrito a la rama de Ciencias de la Salud, y hay una serie de materias de modalidad adscritas a esa rama. Serían Biología, Ciencias de la Tierra y Medioambientales, Física, Matemáticas II y Química.

Si se examina de esas asignaturas, tendrá preferencia. Una preferencia que queda establecida a través de los siguientes parámetros de ponderación: 0,1; 0,15; y 0,2.

Así, la calificación de esta prueba se obtiene sumando el 60% de la nota media de Bachillerato, el 40% de la calificación de la fase general y hay que añadir también otras cifras: las que se extraen de multiplicar la nota de los dos exámenes mejor puntuados por el parámetro de ponderación que corresponda a cada una de esas asignaturas.

Da igual el número de materias de las que se examine el estudiante. Para el cálculo de la nota final siempre se utilizarán las dos mejores calificaciones. Si sólo aprueba un examen, se utilizará sólo esa calificación superior a 5 para calcular la nota final. Y si no supera ningún ejercicio, se quedará con la nota conseguida en la fase general.

La calificación máxima que puede obtener un alumno que se presente a la parte específica será 14. Eso sí, es necesario sacar un 10 en la parte general y un diez en dos materias de modalidad de la parte específica cuyo parámetro de ponderación sea 0,2. Ejemplo: 10 + 10x0,2 + 10x0,2=14.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios