Las mujeres tienen mayor dificultad para conseguir un contrato indefinido

  • Un estudio de la Junta constata que la posibilidad de tener un empleo estable depende también de la variable de género

La investigación partía de una hipótesis previa: ser hombre ofrece mejores expectativas para conseguir un contrato estable que ser mujer. Y el informe La estabilidad laboral en Andalucía elaborado por el Centro de Estudios Andaluces, organismo dependiente de la Junta, confirma que la probabilidad de tener un empleo indefinido depende también de la variable de género.

La autoría de la publicación, de 30 páginas, pertenece a los profesores de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Córdoba (UCO) José Antonio Ariza, Mariano Carbonero, Belén Gutiérrez y Carmen López. Para la evaluación del impacto de género en la estabilidad laboral, los investigadores utilizaron un modelo de regresión logística, una técnica estadística qe permite determinar la probabilidad de ocurrencia de un suceso frente a la posibilidadde ocurrencia del suceso contrario.

Es decir, los profesores de la UCO calibraron el empleo permanente en Andalucía separadamente para hombres y mujeres. La comunidad andaluza presenta la ratio de temporalidad más alta de toda España, un 46,4%. Entre la población femenina, el índice de contratación temporal se eleva hasta el 49,2%, casi la mitad de las ocupadas frente al 32% de los hombres andaluces. A finales del pasado año, 1,1 millones de mujeres tenían un empleo en Andalucía por 1,9 millones de hombres.

Ser mujer supone una discriminación laboral en el mercado de trabajo andaluz, asegura el informe, que niega la variable de la vida familiar como determinante. Algunos autores dan por supuesto que la presencia de hijos en el hogar, sobre todo si son pequeños, aumenta la contratación temporal entre la población femenina, pero la investigación de la UCO afirma que esta circunstancia no afecta a las posibilidades de encontrar un trabajo fijo.

Este estudio complementa otra reciente publicación del Centro de Estudios Andaluces, donde un tercio de las mujeres con empleo temía que la maternidad frenara su carrera profesional. La investigación a cargo del departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga constataba una discriminación en el progreso salarial entre las que decidían ser madres de las que no.

En este análisis sobre la estabilidad laboral, tener hijos no está relacionado, ni en positivo ni en negativo, con conseguir un contrato indefinido. Además, el nivel formativo de las asalariadas andaluzas tampoco contribuye apreciablemente a la determinación de la estabilidad en el empleo, asegura la publicación.

Como aspecto destacado de la investigación, se ofrece de un modo gráfico la probabilidad que presenta cada entrevistado de tener un contrato indefinido, con independencia de su sexo y con las mismas variables si son hombres o mujeres. De los 4.161 hombres y 3.789 mujeres entrevistadas, sólo el 18,4% de ellas y el 7,2% de ellos piensan que mejorarían su probabilidad de encontrar un empleo indefinido siendo mujeres. Por contra, el 58,5% de las mujeres creen que les iría mucho mejor siendo hombres desde el punto de vista de la estabilidad en el empleo.

Las conclusiones profundizan en que la probabilidad media de disponer de un empleo indefinido es mayor en hombres que en mujeres. Los profesores de la UCO aconsejan por último que "toda medida legislativa orientada a fomentar la igualdad será bienvenida para corregir esta situación".

46,4%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios