Andalucía

La militancia del PSOE votará los acuerdos futuros con Ciudadanos

  • El nuevo reglamento de Ferraz fulmina la barrera de la recogida de avales para primarias y la sustituye por una doble vuelta

Comentarios 1

El PSOE andaluz tendrá que someter al referéndum de sus militantes los futuros acuerdos de Gobierno en la Junta, tanto si se trata del primer partido y necesita un aliado -como ocurre ahora con Ciudadanos-, como si decide apoyar a un presidente de otra formación para ir en coalición. Ésta es una de las novedades del nuevo reglamento de primarias aprobado por Ferraz, que en realidad resume la dispersión de normas que había hasta ahora, ya que los socialistas han ido cambiando los modos de escoger a sus representantes congreso tras congreso. La síntesis supone una pérdida de poder de los organismos intermedios, tales como el Comité Federal y las direcciones territoriales, en favor del secretario general y de los militantes, aunque éstos compartirán muchas decisiones con los llamados simpatizantes. El candidato a la presidencia del Gobierno de España, por ejemplo, se decidirá en una votación abierta a los militantes y a los simpatizantes.

El último acuerdo entre PSOE andaluz y Ciudadanos no pasó por la urnas. Se considera que los parlamentarios electos son representativos de unos votantes y están autorizados por ellos para buscar alianzas si fuese necesario. Esto cambia ahora, aunque no serán los votantes quienes se pronuncien, sino los militantes. En el caso contrario sí parece más racional: los militantes deben autorizar que sus parlamentarios invistan a un presidente que no sea de su partido.

El reglamento pone en marcha algunas normas que ya se aprobaron en el congreso federal anterior. Por ejemplo, los militantes socialistas andaluces elegirán a su próximo secretario general en unas primarias donde la presentación de avales ya no será tan importante. Bastarían 916 firmas, el 2% de la militancia, para acceder a esta votación. Todos aquellos que lo logren pasará a una primera votación, y sólo el mejor colocado y el segundo irán a la elección final. En las primarias que iban a competir Luis Planas y Susana Díaz, el ex consejero no logró reunir los avales, porque se requería un 20%. Ya en las siguientes se bajó el listón al 10%, pero ahora queda fijado en el 2%. Esta modificación provocará mayor rivalidad en este tipo de elecciones, con independencia del resultado final.

Para elegir el candidato a la Presidencia de la Junta, también se deben celebrar primarias, pero si en ese momento se está gobernando, se agravan las condiciones: lo debe pedir el 40% del comité director. Lo mismo ocurre con las alcaldías: si el alcalde actual es socialista, no hay primarias, de no ser que lo requiera un 50% de los afiliados. Susana Díaz, por ejemplo, no tendrá que pasar por ese trámite para volver a ser candidata a la presidencia. Sí, para la próxima Secretaría general del PSOE-A y, además, sería la última vez, ya que Ferraz limita a tres elecciones estos cargos orgánicos.

Las modificaciones dan mayor poder al secretario general, que es elegido por la militancia, y que no podrá ser destituido ni por una moción de censura del Comité Federal ni por la dimisión de la mitad de su Ejecutiva. Eso fue lo que le ocurrió a Pedro Sánchez en 2016. Si ocurriese ese mismo caso, los afiliados tendrían la última palabra en las urnas. Por tanto, el Comité Federal queda despojado de este poder que le daba el diseño de democracia representativa socialista. Pierden también las direcciones regionales, ya que los delegados que envían al congreso federal se eligen en urna, y no en los llamados congresillos. Y, además, las ejecutivas de las direcciones de las capitales andaluzas ganan peso frente a la regional.

Todas las capitales contarán con una ejecutiva local. Ahora no la tienen Sevilla, Málaga y Córdoba, ya que el poder se repartía en agrupaciones por distrito. A estas ejecutivas corresponde la organización de primarias para elegir sus candidatos a las municipales y el resto de la lista, que también es votada. Con este diseño, alcaldes como el de Sevilla tendrán un peso en la estructura territorial del partido que casi nunca han tenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios