Un matrimonio fallece asfixiado tras el incendio de su casa en Moriles

  • El hijo, de 19 años, escapó de las llamas al saltar la tapia de un patio de luz del inmueble · Un fallo del brasero o una colilla mal apagada, posibles causas del fuego

La pequeña población cordobesa de Moriles, de apenas 3.900 habitantes, vivió ayer una trágica madrugada tras la muerte por asfixia de un matrimonio, de 48 y 43 años, cuya vivienda fue devorada por las llamas. El hijo de la pareja, de 19 años, logró escapar de la vivienda después de saltar la tapia de un patio de luz y permanecía ayer en observación en el hospital comarcal Infanta Margarita de Cabra.

Los datos sobre el siniestro son, de momento, confusos. La mayoría de los vecinos consultados coinciden en que el fuego comenzó poco antes de las cuatro, mientras que los servicios de emergencia y los responsables municipales aseguran que no fueron alertados hasta las 04.20.

El matrimonio llegó a su casa sobre las 03.00 tras recibir el alta del hospital de Cabra porque al hombre, Julio Pachequo, se le habían hinchado los pies. El hijo de ambos, Julio Pachequo Muñoz, dormía. La mujer se acostó y el hombre siguió despierto. Una hora después la mayoría de los vecinos del bloque número diez se despertó de un sobresalto por los gritos desesperados de la familia alertándoles del incendio y pidiendo socorro.

Al parecer, el primero en darse cuenta fue el padre, que corrió a despertar a su hijo para que buscara ayuda. Tras saltar el patio, el joven golpeó la puerta del patio de luz hasta que una vecina le abrió.

Los treinta vecinos del bloque salieron a la calle y un grupo de hombres intentó rescatar sin éxito al matrimonio. En un par de minutos, una patrulla de la Guardia Civil de Moriles se incorporaba al rescate aunque no pudieron acceder a la vivienda. Los agentes ordenaron la evacuación del bloque y los residentes no pudieron volver a sus casas hasta las 08.10. Los bomberos, que llegaron a las 04.50 de Lucena, encontraron a la mujer cerca de la puerta pero el médico sólo pudo certificar la defunción a los pocos minutos. Su marido fue hallado al fondo de la casa y aunque reaccionó a los primeros auxilios, falleció instantes después.

La Guardia Civil inició ayer unas investigaciones sobre la causa del incendio que barajan dos hipótesis: un fallo del brasero o una colilla mal apagada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios